Darina con alas

Juno o Mi más grande temor

30 marzo, 2008
Cuando comenzaron los créditos de la película de Juno, me puse a pensar en una conversación que tuve hace poco con Luis, sobre la preparatoria.

Él me dijo que era la etapa en la que se había divertido más y aunque reconocía que estaba medio tonto en ese entonces (sus palabras, les juro) pero que a pesar de los riesgos que había corrido no se arrepentía, porque después de todo estaba entero tras tantas experiencias.

- Si, yo también estoy entera - le dije - además tampoco me hice de ninguna droga, ni me embaracé...

Finalmente creo que de eso era de lo que más tenía miedo cuando salí de la primaria.

Tras ver muchas películas de embarazos adolescentes mi mayor miedo era tener que asumir ese montón de responsabilidades que implicaba tener un bebé en mis manos.

Lástima que, en lugar de tomar el camino de asumir mis libertades de manera responsable decidí hibernar todo ese tiempo y engordar como una verde oruga, que no iba a fiestas y no tenía novio.

Aún no estimo el potencial de vida que he dejado transcurrir en ese tiempo, pero quisiera pensar que desde que entré a la universidad he tomado acciones para buscar el tiempo perdido...

Me hubiera gustado ser más como Juno y menos como Daria. Ahora creo que soy más como yo y eso me gusta.

D.

7 comentarios:

white dijo...

A veces uno decide como quien dice tomar el camino mas seguro, pero al darse cuenta a veces es demadiado y se pierde uno de lo mas divertido que es arriesgar un poco. De todas formas todo tiene su recompensa y ahora puedes decidir Arriesgar un poco mas pero con mas cautela.

Natalia M dijo...

mmm ¿Por que nunca fui una niña normal?
Ja! Yo saliendo de la primaria pensaba en muñecas, en la secundaria pensaba en fey, en la prepa en la peda y en mi sufrir y creo que fue hasta la universidad que pensé que si me embarazara, sería horrible... Sí, mi sexualidad no estaba entonces tan despierta...

Oyee, pero Daria rules!

Yareli dijo...

Aaaaaah Juno me encantó! y tenía buen gusto musical...estoy enferma! Y a mi me gusta como eres =D.

Mar dijo...

Yo perdí mucho tiempo de la prepa acomplejada y ahogada en un profundo martirio sintiéndome miserable. Ahora que lo recuerdo, me doy asco y coraje.

¿Es que no me di cuenta de que sólo por doce meses podría presentarme diciendo mi nombre y luego "tengo quince años"?

Por eso ahora, que estoy gorda y aguada, uso las blusitas que no me atreví a usar en prepa. Y me gusta más.

Irais dijo...

La prepa...han sido los mejores tres años de mi vida. Definitivamente nunca me preodupó el embarazo, el sexo apareció en mi vida cuando era mayor de edad, y la verdad e que antes de eso no me interesaba.
Sí, sólo tuve un novio en la prepa.
Y sí, yo también era como Daria...mi abuelito me decía así (sí, a mi abuelito le gustaba ver Daria). Y neto, como dice Natalia: Daria Rules!!!
Claro, me encantaría volver a tener 16 años...en ese entonces no tenía miedo, eso es lo que más extraño.
Tu vida es todo potencial ahora, dejar el pasado atrás es de lo más sano. Y si no hubieras sido así a tus 15, no serías como eres ahora, se perdería mucho.
Abrazo.

Juntacadaveres dijo...

Me encantaba mi vida en mi secundaria. Durante años, toda la prepa tal vez, la extrañé. Para mi fue la época de mayor desinhibición, nada me importaba, nada me daba vergüenza, ni exponer en un clase, ni hablar con alguien, o que tal esos festivales en donde.... bueno, nada. No tuve tiempo de disfrutar la prepa pensando qué me había pasado, porque me preocupaba tanto por lo que pensaran los demás.

Ahora pienso en la secundaría y me da como pena, y no ajena que es lo peor, creo que no hubiera sentado mal un poquito de inhibición jajaja. Así es eso Mayra, si lo no lo tuviste, te hubiera gustado tenerlo; si lo tuviste, piensas que tal grado de desinhibición no era normal o quisieras no haberlo hecho... ¡no es cierto! Era divertido, me da vergüenza, pero qué diablos, además eso me ha unido a los amigos de esa época, si te vieron de puberto haciendo babosadas, todo lo que hagas hoy suena sofisticado.... ¡a ese grado!

P.D. No he visto Juno, pero en cuanto pueda lo haré.

John Mulder dijo...

ay, a mi me hubiera gustado tener un amor de secundaria como el de ella, tener a alguien que te moviera el tapete de esa manera y ser correspondido, pero nunca pasó... después fue distinto, nunca pude enamorarme como adolescente,pero bueno, ahora soy feliz con un amor adulto, jejeje, no sé si me expliqué, y que buneo que no eres como Juno, pinche escuincla odiosa, hermosísima la jija de su... pero odiosa!!