Ir al contenido principal

Entradas

Entrevista ficticia

Esta es una entrevista ficticia que hice para mi taller de escrituras remotas.
Se ganan un Darinapunto si adivinan a quién le hice la entrevista. 
Para ti, ¿qué es ser escritora?
El ser y el escribir para mí son dos verbos inseparables; en cada respiro llevaba un deseo de decir; en cada pensamiento que tuve en vida se me borboteaba la boca de palabras. Eso a veces me causó problemas porque  las buenas mujercitas nos vemos más bonitas calladas, en alguna esquina. Nada, más que la muerte (un disparo de nieve, una luz cegadora) ha podido pararme. ¡Qué curioso! Una chispa que apaga un fuego. 
¿Cómo vives ser mujer?
Para mí la condición de mujer ha sido una inquietud constante, algo que atraviesa mi obra como podría atravesarlo una cicatriz que te marca el cuerpo, o una herida que no te mata, pero te duele al moverte. Es una condición de la que no puedo despojarme, aunque a veces, sumergida en la bañera, pienso… ¿Cómo sería todo sin esta condición de mi ser? En varios cuentos fantaseo que soy u…
Entradas recientes

La caja

Estoy escuchando la tele versión de "Me sale bien estar triste", es una obra de teatro de la que ya escribí acá .

La historia incluye la revisión de una caja llena de historias de amor.

Pensaba que, como cada quien estaba en su casa, tendremos que espulgar nuestras cajitas personales con cartas, boletos del metro y memorabilia romántica.

Borré todos los correos de G.

Tengo algunas de las fotos que me tomó A.

Está la cajita del tigre que me dio L.

Pero creo que poco más. Quizá no estoy lista para ser una acumuladora.

También tengo un disco que me quemó S. cuando eso se estilaba. (Que tiempos aquellos)

En el departamento no tengo nada. Maquillaje, un par de libros. Las plumas en el cajón.

Pero acá no tengo recordatorios románticos de nada. ¿Qué suerte, no?

Un lugar sin caja.

Se la dejé al gato. Vacía.

D.

Tequila con limón

Mientras el mundo mira el avance de un nuevo virus asiático, mi garganta duele un poco.

- Tomate un par de tequilas- Me recomendó una voz de ultramar.

Hice caso y tengo dos limones, un plato con sal y un caballito de tequila que, oh ironía, dice "Barcelona".

Pensaba en la persona que me recomendó el tequila y creo que mi relación con el tequila ha sido dispar.

Alguna vez Ladahir me invitó a tomarme un Cazadores y esa noche fue demasiado larga.

Esta vez me he tomado esta botella de tequila con calma, la abrí con un par de amigos hace varios meses y sigue sin terminarse.

Ahora no cierro los bares, ni hago tantos excesos.

Después de un par de Tequilas veremos que es lo que pasa...

Si no se me quita, se me olvida.

Ya voy llegando (apenas) a la parte del olvido.

Me sobra un querer y me falta (tomarme) seis tequilas.

Luego recuerdo que mañana es jueves.

D.

La tórtola en el rayo de sol

Desede la ventana de mi cuarto se ve un árbol de jacaranda; una tórtola está tomando el sol de enero, que apenas calienta, pero que puede ser un aliciente para seguir adelante con el día.

Había esperado el día lunes con ansia, porque llevaba tiempo ahorrando y ese día se vencía el plazo de mi inversión, por desgracia la inversión fue fallida y más que ganar, perdí dinero... así que el entusiasmo que precedía a mi miércoles se vio un poco empañado.

A veces necesitamos ese empujón extra para salir de la cama: la esperanza de ver a alguien, el deseo de comer algo delicioso que dejamos guardado para hoy, la ilusión de que el día de hoy será mejor.

En general todos los inicios de años están llenos de expectativas: somos una tórtola en el rayo de sol esperando que todo mejore, aunque aún estamos en el inicio del invierno y probablemente las cosas se pongan peor antes de mejorar.

Aún así se ve verde y morado desde la ventana: el cielo azul nos cuenta de un día sin lluvia, los autos circulan …

Propósitos 2020

Pues estamos en la puerta de entrada de 2020, siento como si cruzara un umbral lleno de oscuridad, pero allá adelante hay un camino luminoso, que aún no puedo ver, pero que presiento.

Y es que, como diría el ausente A: el futuro es brillante.

No sé de donde me saco tanto optimismo, pero la verdad me siento optimista, contra cualquier pronóstico.

Mañana regreso a la oficina después de lo que considero "largas y merecidas vacaciones" (nos desaparecimos más de dos semanas de allí.

Los retos del día de mañana no los estoy enfrentando hoy, pero sé que existen. Mientras les cuento cual es el plan a grandes rasgos.

1. Inglés: desde hace mucho sé que debo regresar a estudiar inglés, pero me hice un poco pato porque tenía planeado ir a Francia y como ya se me hizo, pues ahora debo volver a la lengua de Shakespeare. A ver como me va, porque aunque lo uso para cosas del trabajo estoy muy apartada de la academia y casi he olvidado todas mis lecciones de gramática. Hablo como cholo sin l…

Recuento 2019

¡Si logré usar más los signos de apertura y cierre en interrogación y exclamación! (Diría al final de año)

Pues la vida simple se me ha complicado un poco, pero allí voy.

Veamos que pasó.

1. Logré quedarme en la misma casa, sin comprar más muebles, ni hacer tanto desgarriate. A final de año ahorré a fuerza porque mi jefe nos atrasó los pagos y nos debe varias quincenas, así que mis finanzas lucen bastante "saludables" y con faja.

2. Sigo sin tomar dos litros al día, aunque en verano casi cumplí la meta.

3. Hice como tres sesiones de yoga; culpo a que mi nuevo sistema operativo no soporta la app que tenía antes, que era una maravilla.

4. Me fui de vacaciones a París, que fue una semana muy bonita, con mucho museo y paseo, pero ¡es tan corto el paseo y tan largo el vuelo trasatlántico!

5. Tomé un curso de Domestika y sigo con la suscripción a Platzi. Los cursos del Claustro me hacen ojitos, pero me tienen en horario muy complicado para ir a taller y tomar taller.

6. Mis redes …

The Fitness life

No sé en que año llegó a mi la certeza de que no era fitness.

Quizá en la primaria, cuando por mi torpeza nunca me elgían para los juegos en equipo.

O a lo mejor en la secundaria, cuando buscaba formas de escapar de la clase de educación física.

O en la prepa, cuando quedé penúltima en el reto de darle 14 vueltas a las canchas de básquetbol.

Pero cuando vi el lema de los Pingüinos de la pelìcula "Madagascar" "Gorditos y bonitos" supe que había encontrado a mi tribu.

No tengo madera para seguir la cultura Fitness, pero por unas y otras algunas veces he intentado practicar actividades físicas de manera regular.

En la huelga pasé un buen rato en clases de Aerobics; al salir de la Universidad acudía a la alberca con regularidad y después, por cerca de un año, me volví asidua practicante de Yoga, disciplina que me encantó.

Ahora me dejaron un nuevo reto de actividad física, así que volveré a intentar un periodo de vida saludable.

Allí les voy contando.

Por el momento si…