Darina con alas

Que alguien me explique...

27 marzo, 2008
El otro día vi pasar a un muchacho justo como los que me gustan: barbita de chivito, sabrosamente aderezada en una cara medianamente afeminada, con un cabello un tanto ensortijado y ligeramente despeinado, como quien no se preocupa demasiado por ello.

Lentes de armazón delgado y orejas bonitas... un chaleco y pantalones de mezclilla sin agujeros. Morral de cuero seguramente con un libro o periódico adentro. Complexión regular.

De esos que te encuentras en una banca de Coyoacán, en un café, a la sombra de un árbolito de la Cineteca y de esos... con los que nunca he salido.

Por alguna razón, el tipo de muchacho que a mi me gusta no se fija en el tipo de persona que soy yo... es decir, bajita, dientona y con facha de que se me perdió algo en la luna, porque me traje lo primero que saqué del armario.

Tuve el impulso (que reprimí,por supuesto) de preguntarle a este muchacho por que de entre todos los muchachos del mundo, justo el tipo que me gusta no me hace caso.

No me malinterpreten. He salido con una diversidad de hombres bastante agradable, los hay que tienen carro, los que tienen moto, los que son delgados o los que son llenitos... Y todos ellos han declarado que no soy tan bizca o notoriamente desagradable, como para rehuir mi compañía.

Pero esa imagen que tengo de "Con alguien así me gustaría salir" hasta el momento no se me ha cumplido. Los hombres que ajustan a ese prototipo encuentran maravilloso salir con... mis amigas, por ejemplo.

Ya que no tuve el valor de preguntarle a este chico, me preguntaba si alguien tendría la amabilidad de darle respuesta a mi interrogante....

¿Por qué justo el tipo de muchacho que me gusta no me encuentran atractiva?

D.

9 comentarios:

Ladahir Mebarak Haddad dijo...

Esa pregunta me la he hecho. ¿Por qué el tipo exacto de mujeres que me gustan no se fijan en mí?
A diferencia tuya, yo no he hecho esa pregunta por autocensura, sino por pura y dura falta de oportunidad. El día que tenga delante a Halle Berry, sin titubear le preguntaré.
Mientras tanto, seguiré suponiendo que las personas tienen lo que se merecen. No es nada personal y no me lo tomes a mal, sabes que siempre que puedo ensalzo tus muchas virtudes. Sólo que pienso que así es: Las personas tienen lo que se merecen.
Por otra parte, tú tranquila, ¿qué necesidad tienes de que un chico de filosofía se fije en ti? Podrías terminar en medio de un bombardeo en no sé qué paraje de una selva olvidada.

Darina Silverstone dijo...

Ladahir:

Aún no estoy segura de si serás o no el tipo de mujer que le gusta a Halle Berry... He escuchado que le gustan los patanes golpeadores... así que creo que no lo eres.

Quizá las personas tienen por lo que trabajan, es cierto.

Cuando me hablan del destino, cambio de conversación.

¿Lo recuerdas?

Yo recuerdo que me dijiste que si estallaba la guerra estarías conmigo en la trinchera.

Y lo has cumplido.

No merezco más.

D.

white dijo...

ojala tuviera la respuesta, es mas yo misma me la hacia, hasta que decidi cambiar.

Exacto cambiar todo dejar de ser tan titubeante ante todo, pero sabes, es mejor que te quieran como eres a dar el cambio drastico y luego ya no sepas ni como eras.

De todas formas suerte, que ya llegara el de barba de chivito indicado

white dijo...

por cierto es mi primera visita a tu blog te voy a agregar al mio para poder venir a visitar agusto

Mar dijo...

Ja.

Eso explicaría por qué nunca he podido terminar al lado de un hombre medianamente musculoso, ojos amielados y barba de candado.

También respondería a por qué siempre se enamoran de mí los hombres más ñoños, que derraman miel y dicen ridiculeces por mayoreo. Agggh.

Zegim dijo...

No le gusto a las chicas que me gustan. A ellas les gustan personas como mis amigos. Y a mis amigos les gustan las chicas a las que yo les gusto.

Sospecho que debe ser una especie de sistema para que haya variedad en las parejas.

Darina Silverstone dijo...

White:

Gracias por la distinción de tenerme entre tus blogs amigos. Espero leerte pronto, White.

Mar:

Jo... quizá todo sea parte de un plan malvado para hacernos infelices... (Viva la paranoia)

Zegim:

Si... o a lo mejor es una técnica para darle diversidad al movimiento Swinger... Uno nunca sabe.

D.

Yareli dijo...

Ñam, a mi me ha pasado un par de veces. Yo digo que siempre es mejor que intentes conocerlos sin interés romántico, atreverte a hablar...puede que solo sea el chico de tus sueños visualmente hablando, o quien sabe.

Irais dijo...

Mmmm...de eso si no he sufrido.Más tarde o más temprano acabo convenciéndolos con mi encantadora personalidad (ajá).

Figurate que tenía un enamoramiento fatuo con uno de mis mejores amigos de la prepa y vine a besarlo hasta que ibamos a mitad de la carrera...claro, después de decirle que me gustaba y preguntarle porque no se fijaba en mi. A lo cual repondió que yo le gustaba pero que no quería arruinar la amistad y blablabla.

Acabó todo en un torrido y breve romance que no arruinó nada. A veces ayuda hablar un poco más de lo que consideramos apropiado.