Darina con alas

El ruido también contamina

30 noviembre, 2009
Antes de empezar esta entrada quiero aclarar:

a) Estoy consiente de la situación económica del país y de lo terrible que es estar sin empleo, también sé que los niveles educativos que tenemos no permiten el desarrollo de la industria y que hay una larga lista de etcéteras que motivan el comercio informal.

b) Me gusta mucho la música, no soy una grinch musical ni nada que se le parezca y creo firmemente en el derecho de los demás de escuchar cumbia, reguetton o lo que les plazca. No es por eso mi queja.

Pero estamos invadidos. Por donde se le busque. No pasa una estación de metro sin que suba un vendedor de discos pirata a vender su mercancía. Y yo ya estoy cansada.

Cansada, porque el ruido es también una forma de contaminación; porque el grupo de vendedores ambulantes es una mafia; porque no tienen consideración alguna de los usuarios; porque hasta un pasajero normal tiene que pasar el cambio de alguien que compra o escuchar música, o peor aún, chistes malos de doble sentido y grotesca contextura. Incluso he escuchado que venden poemas (malísimos) o discursos motivacionales.

Pero la gente que utiliza el metro es parte del problema, por comprar este material, ya sea en video o en audio, que además de tener mala calidad es parte de una red de delincuencia organizada.

En la estación del metro más cercana a mi casa los ambulantes han tomado una región completa, donde francamente da miedo acercarse, porque además son un grupo que inspira muy poca confianza. Ni siquiera es posible confrontarlos pidiendo que le bajen al volumen.

Ya los policías se hacen los desentendidos al verlos (a pesar de que si repartes volantes o tomas fotos para un reportaje, allí si van a buscarte al jefe de estación).

Por eso creo que la única opción posible es una acción ciudadana: dejar de comprar discos pirata en los vagones. Decirle a tus amigos, familiares y toda la gente que conozcas que dejen de comprarlos... y es que debe de haber otra forma para que todas estas personas se ganen el pan de cada día. Pero ya no vendiendo "Las mejores cumbias" mientras intento regresar a casa...

D.

7 comentarios:

Lumediana dijo...

Es lo mismo en Colombia, por eso me gusta USA, aunque ya los vendedores se estan posesionando de los semaforos...
Te deseo suerte con tu campaña civica, yo convoque en mi blog y en facebook a una la semana pasada y no ha tenido ni pito de recepcion, creo que a la mayoria le gusta la feliz mediocridad.
Quiza sea mejor calzarnos unos buenos zapatos para caminar por el mundo, antes que esperar a que este alfombrado...
Lumediana

médico del alma dijo...

Yo lo único q sé es que estoy hasta la madre del pasito duranguense jajaja.

Saludos Mrs. Silverstone

fher dijo...

Es un mal que está en todos lados niña. Es lamentable paero parece difídcil erradicarlos.
Acá también hay gente que por unas monedas te recita poemas en las plazas. Una vez pensé en fotocopiar algunos de los mios y venderlos en forma de panfleto, jajaja.

Hay un premio para usted en mi blog. La espero por ahí.

Besos

Trovator dijo...

Es cosa de internalizar los daños, a los que los causan. Demostrar mediante un plan de concientización social lo nocivo de tales actos. Difícil cambiar la cultura, habría que empezar de una vez por los niños.

Un saludo!

Darina Silverstone dijo...

Lunamediana:

Yo hoy saqué mis botas para caminar por el mundo, porque está lleno de tachuelas y banquetas cuarteadas.

Gracias por los buenos deseos, Luna, por favor se bien recibida en esta calle cuando gustes pasar.

Médico:

jaja... Por cierto, no sé si ya pasó de moda, hace tiempo que no escucho pasito duranguense.

Fher:

Me acordé de "El lado oscuro del corazón" ¿cambiarás poemas por monedas?

Ya pasé por su blog, al rato regreso a hablar de ello.

Trovator:

Por algún lado se tiene que empezar...

Muchas gracias por tu visita.

D.

B. dijo...

yo he pensado en algo bueno, pero peligroso... imprimir un reportaje que tengo donde explica còmo es que esta amfia alimenta al narco y al crimen,y cad que alguien comr`pe ess mierdas, darles una de esas hojas

Pequeña Saltamontes dijo...

Pues sí... esa es definitivamente la solución.

Dejar de comprar piratería.

Ojalá la gente entendiera :S