Darina con alas

El amor hasta la locura: arrebatos eróticos y místicos...

19 mayo, 2008
Ayer fui al museo Soumaya a ver esta exposición temporal (creo que se termina este mes).

Al respecto, debo decir que lo que más me gustó fueron las citas de la museografía... en realidad la exposición abarca demasiados temas, sin mucha unidad, pero no por eso deja de ser interesante.

Al tocar temas tan disímiles e intentar darles un hilo argumental a través del amor (el amor como arrebato, como experiencia mística) el espacio resulta incluso sofocante. Pero empezando por el principio, me pareció un acierto comenzar con Adán y Eva, el Pecado original y cuadros muy simbólicos, como el de la escuela holandesa de pintura de Lucas Cranch.

Luego, en un cambio (no sé si decir... contrastante) vienen una serie de cuadros sobre el nacimiento de los volcanes, en donde se narra la historia de la mujer dormida (con cromos como de calendario) y posteriormente, unas piezas de las diversa manifestaciones de cupido, con el correspodiente mito de Psique y Eros...

Más adelante se muestra a María Magdalena, unos desnudos... el éxtasis místico de Santa Teresa, un vestido de novia, fotos de damas enamoradas, estatuas de San Antonio de cabeza y los versos que enviaban a sus novios...

Como dije, quizá sufrí de una sobre exposición a las imagenes, pero deberían visitar la exposición antes que se termine para ir a leer a Benedetti y a Sor Juana en menos de 300 metros cuadrados.

D.

5 comentarios:

Mar dijo...

Pobre San Antonio.

Qué afición más horrible, ésa de ponerlo de cabeza.

En fin.

Lástima para los pobres provincianos como yo que jamás podremos ver exposiciones como ésta que aquí nos cuentas.

Bu.

Ladahir Mebarak Haddad dijo...

Lo tuyo no era saturación, sino los indicios pánicos de un coma diabético.

Gade Herrera Galicia dijo...

hola..

saludos señorita... regresé.

Mar dijo...

YO LLEGUÉ PRIMERO:

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

:D

Darina Silverstone dijo...

Mar:

Pues estuvo bonita, pero santos de cabeza los puedes ver en muchas partes.

Ladahir: Pero el exceso de azúcar lo empecé a ingerir después.

Gade:

Bienvenido!

Mar: Gracias por las felicitaciones...

D.