Darina con alas

Poker Face

21 septiembre, 2009
Siempre me he considerado una mala mentirosa. Mis amigas saben hacer lo que hemos patentado como "la prueba"; cuando desean que confiese algo, simplemente acercan un dedo mi nariz y no puedo contener la risa si estoy mintiendo.

Mi hermana también se ha percatado de como mis labios se curvean hacia arriba cuando miento alevosamente...

Pero, como le dije alguna vez a un hombre: "Aún no te conozco suficiente para mentirte a los ojos sin sonreír".

Creo que con un poco de práctica, todos podemos mentir medianamente bien.

Pensaba en ello porque desde ayer estoy escuchando muchas referencias a esa expresión de "Poker Face" en la televisión...

De repente me vi ensayando mi cara de mentirosa, para poder mentirte sin sonreír... Aunque me imagino que todavía no es necesario.

D.

7 comentarios:

Yareli dijo...

"Mentir es lo más divertido que puede hacer una mujer sin quitarse la ropa, pero si te la quitas, es más divertido"

Dicen...yo no sé.

;)

Darina Silverstone dijo...

Yare:

Ja, ja...

Que buena cita.

Un abrazo.

D.

Onminayas dijo...

Yo alguna vez he intentado engañarme a mí mismo, pero siempre terminaba descubriéndome. Ahora entiendo que el fallo estaba en hacerlo vestido.

fher dijo...

Aunque por ahora no sea necesario hay que seguir practicando, uno nunca sabe cuando hay que empezar a hacerlo.

Respecto al otro temita, el señor Pedro y yo no sólo no estamos enojados por habernos citado (yo por lo menos nunca me enojo), muy por el contrario, estamos halagadísimos.
Eso si, el señor Almodóvar me pidió, por favor, leer vuestro trabajo, sólo por curiosidad. Fue una petición de él, yo no soy tan curioso.
Ah, me dijo que lo mandaras a mi mail.

Besos

B. dijo...

te recomiendo ver la serie "lie to me"los lunes a als 10 de la nochie en FOX, es BUENIIIISIMA

Darina Silverstone dijo...

Onminayas:

No sé si te funcione... a mi mentir mientras estoy desnuda me ha resultado mal. ¿Será que no hay sufuciente elemento distractor?

Fher:

¿Puedo prácticar contigo?

Luego te escribo y te cuento como estuvo el plagio, digo... el homenaje.

B.

Si, de hecho estaba viendo la televisión cuando se me ocurrió esta entrada...

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

También creo que se puede aprender a mentir.

Aunque casi nunca miento y generalmente cuando miento me cachan, creo que cuando realmente quiero mentir soy convincente.

El secreto está, creo yo, en convencerte primero de que lo que vas a decir es verdad :P