Darina con alas

Lou Von Salomé

15 noviembre, 2009
[Al terminar el libro de Orhan Pamuk empecé a leer "La hora sin diosas", de Beatriz Rivas, libro que me sedujo por su portada, pues tiene una imagen que me parece deliciosa y que les comparto:
El médico Daniel Ponty cuenta la forma en que conoció a tres mujeres: Lou Andreas Salomé, Hannah Aredt y Alma Mahler...

Pero esta vez les contaré de Lou Andreas Salomé, porque desde que era joven leí sobre su vida y me pareció una mujer increíble: "huía de los espejos, pues pensaba que mentían; es más, ni siquiera los consultaba al peinarse y mejor se dedicaba a soñar y a observar a la gente. En San Petersburgo adoraba salir a las calles, sentarse en las bancas de un parque para mirar rostros, atuendos, formas de moverse y de hablar. Expresiones, característucas especiales. Preparaba su propio archivo de personajes, los almacenaba y, por las noches, ya en la cama, debajo de un duvet de plumas de ganso, calientito y ligero, comenzaba a imaginar historias. A cada quien le hacía un cuento, mezclaba tramas, creaba héroes y villanos

[...] Desde muy joven, Lou había decidido no entregarse sexualmente a ningún hombre hasta que sintiera la fuerza para no caer en la sumisión. ¿Matrimonio? Totalmente fuera de sus planes planes. Palabra prohibida en su diccionario personal. En cambio, la virginidad era uno de sus terminos favoritos. ¿Por qué? Porque podía conducir a las mujeres a la productividad y al heroísmo. En una vida dedicada al conocimiento no caben las distracciones superficiales del enamoramiento ni del deseo carnal".


Hace poco leí que la vida se trataba de la tarea de definir una filosofía personal y luego darse a la dificil misión de vivir según estos postulados; creo que Lou Von Salomé fue de esas mujeres que entienden esto a la perfección.

D.

5 comentarios:

Yareli dijo...

No por nada la pretendieron algunas de las mentes masculinas más brillantes.

Qué bonito eso de que la vida se trate de crear una filosofía propia...se antoja.

Un abrazo!

fher dijo...

Qué no daría por compartir diez minutos de charla en un café con Lou Andreas Salomé.

Besos

médico del alma dijo...

Quiero conocer a Lou... algún día se mudará al barrio de la alegría?

Saludos.


Invitada también a mi blog

Darina Silverstone dijo...

Yareli:

Si!!! Te digo que me recuerdas mucho a Lou. Algun día escribiré de eso.

Fher:

Seguro quedarías enamorado de ella. Parecía una mujer increíble.

Médico del Alma:

Si se muda, prometo avisarte...

Gracias por la visita, prometo corresponderla.

D.

Angela... dijo...

Estuve buscando información sobre Lou y me topé con tu página. La imagen me encantó y me gustaría saber quien es el autor.

Tienes un gran blog! Saludos.