Darina con alas

Por qué me merezco un novio ingeniero y no un novio poeta...

14 noviembre, 2010
Minifalda
con bici a la espalda
y nariz indiscreta,
poco más que decir.
Urge sobrevivir
te mereces un novio poeta

J. Sabina, "Ay, Carmela"

Urge sobrevivir...

El hecho de que Sabina desee un novio poeta para su hija es señal de que es un soñador incorregible y muy mal padre.

¿Qué clase de padre soñaría un poeta para su hija?

Cuando era niña también quería un novio poeta. Eventualmente lo tuve y no es necesario decir (o quizá si es necesario y por eso escribo esto) que trae muchos problemas.

Los poetas suelen hablarte con metáforas: el problema es que esas dan siempre lugar al equívoco...

Y también gustan de jugar con las comas...

O cambiar de lugar los acentos: "Quiero estar solo contigo" y "Quiero estar sólo contigo", para ellos es un juego gramátical, mientras a ti se te va la vida en ello...

He tenido novios músicos y novios poetas: creativos para decir mentiras, mienten como mienten los boleros...

He tenido novios psicólogos, que me encuentran como un objeto de estudio sumamente interesante...

He tenido novios abogados: que se percatan que soy todo un caso...

Y he tenido novios ingenieros: que saben que soy todo un problema.

Me gustan los ingenieros.

Y creo que ahora me gustan mucho más que los poetas.

D.


2 comentarios:

Yareli dijo...

Sí, la verdad es que desearle a alguien un novio poeta es no quererlo, jaja. No es que sean malas personas, pero la poesía implica más libertad de la que cqulquiera que quiera una relación medianamente formal, no verá con buena cara.

Me quedo con el novio cineasta.

Darina Silverstone dijo...

Yare:

¡Pero eso es trampa!

Je, tu tienes un novio muy lindo.

Gracias por apoyarme en mis debrayes.

D.