Mayo

31 mayo, 2011
Se terminó mayo.

Fue un mes muy pesado para mi.

Problemas económicos, familiares, descubrimientos no tan gratos, recuerdos que se cristalizaron en miedos...

Y la convicción de que no soy suficiente.

Me encantaría decirte que soy la perfecta víctima que sueñas para atar a tu cama, pero creo que sólo quería sentir el rush de volver a tocar tu boca.

Yo que sé.

Sólo quiero salir corriendo y no sé si estoy en el lugar correcto para que a los diez metros me caiga a un barranco.

Yo que sé.

Creo que si hay alguien para cada quien, pero también creo que ser yo no funciona, que ser otra tampoco funciona. Quizá sólo estoy destinada a estar sola.

D.

0 comentarios: