No venimos a recoger monedas, sino cometas: Foro del Tejedor

28 mayo, 2011
No conocía el Foro del Tejedor de la Roma, secretamente me decía a mi misma que extrañaría el de Zona Rosa, así que cuando me invitaron a una nueva edición del Foro de Cantautores, renegué un poco.

Pero no, en realidad no extrañe a los meseros, ni las redondas mesas del Péndulo de la Zona Rosa. Mejor cartel no pudimos tener, pues a la cita acudieron voces diversas, con ritmos propios y propuestas originales.



Axel

Axel abrió la tarde y aseguró "Vengo a intentar canciones" y fue un excelente intento, pues mientras nos contaba una anécdota desmemoriada con unas Ninfulas de secundaria, su delgada figura se proyectaba con fuerza, mientras nos conquistaba y tenía la responsabilidad de abrir la escena.



Racso

Racso, Oscar Flores Corona, fue el segundo a la guitarra y en su presentación se mostró emocionado de estar con lo que llamó "Una camada de artistas emergentes". Su música llena de verdad y belleza llenó el recinto, primero con Ciudad Querida y luego con "El Extraño". En sus melodías el ritmo de la vieja guardia, las canciones con las que crecimos, el sabor de la ciudad, de la protesta, de los reclamos pendientes.



Waco Cadena

Había ya tenido ocasión de escuchar a Waco Cadena en una ocasión previa; su versatilidad como sello personal me sorprendió y esta ocasión no falló, pues comenzó con una pieza movida y luego sacó un Narco corrido, de Roberto Zepeda Zepeda: "El narcomenudista de mi escuela".




Yayo Martínez

Yayo comenzó su participación cantando "Sólo un plazo", hermosa canción con una frase contundente como "El dolor es sólo un plazo en esta habitación". Yayo cerró su participación individual con un Bossanovason, dedicado a la Alicia de sus sueños: "Hoy la noche me dibuja en tus entradas circulares"



Marco Cadena


Más que un cantante, diría que Marco Cadena es un artista, pues su vena histriònica y su talento para narrar historias es fascinante. Subió al escenario con un sombrero y sin quitarselo ni un instante declaró algo que valió toda la noche, bandera común de los presentes: "No son monedas, sino cometas lo que perseguimos..."

En sus manos una paloma roja se convirtió en estrella y caímos bajo su involuntaria seducción.




Lázaro

Cuando escuché su nombre mi primer impulso fue pedirle que se levantara y andara. Lázaro guió sus pasos al escenario y se declaró emocionado de poder compartir la tarde con nosotros, admitiendo que sus tablas no son tantas. La primera de sus canciones "Tus lentes" me llevó a un terreno amigable, mientras que "Viaje a la ciudad espiral", su segunda pieza, fue un pequeño tributo a la recién fallecida pintora Leonora Carrington.



Saukey López

Tocó el turno al cantautor chiapaneco Saukey, quien tocó primero Amarte a Mares, una bella pieza que habla del deseo de envejecer con el ser que amas. Después el músico interpretó Aún, una pieza con caracter metafísico, que realmente conmovió a la audiencia.



Luis Hurtado
Luis subió a interpretar Amiga, la historia de un hombre que se enamora de una amiga suya y le pide disculpas por lo imprudente del sentimiento. El cantautor también interpretó "Aquí adentro", pieza melancólica sobre la imposibilidad de olvidar.







Lozano

Tarde, pero seguro, Lozano tuvo ocasión una pieza sobre la naturaleza vampirica de una chica que parecía ser un hada, pero terminar por chuparle la sangre.



Duetos:

Para seguir en el mood fantástico, Axel y Yayo tocaron una pieza de fantasmas, donde hubo lugar para la improvisación y el desparpajo lúdico.

Racso subió a tocar otra pieza sobre la ciudad, llamada "Sin Salida" y Waco y Marco Cadena armaron el cuadro con una estampa folclórica de la ciudad de México.

El número final

Al final todos cantamos "Besame mucho", intepretada por Marco Cadena y Racso, en una interpretación que tuvo mucho de improvisación, sumamente emotiva.

Pasé una excelente noche, si quieren consultar más eventos de este lugar revisen la pàgina de El Péndulo.


Cafe - Librería "El Péndulo" Roma
Alvaro Obregón 86, colonia Cuauhtemoc, México D.F.
Foro del Tejedor, Segundo piso

D.

0 comentarios: