Darina con alas

México me atormenta Vol. II

20 agosto, 2009
Vol II. Agua

Agua pasa por mi casa
Cathe de mi corazón

Adivinanza popular


Las crónicas la llamaron la ciudad de los palacios, pero también se pudo hacer alguna referencia a su origen acuoso. De ella quedan algunos restos, como Xochimilco "la Venecia Mexicana", el lago de Texcoco, el de Guadalupe, la zona de canales de Tlahuac.

Pero como dirían en los Simpson "Mi vieja mula ya no es lo que era".

Pues cuando llegaron los españoles a esta ciudad, que entonces tenía otro nombre, la encontraron llena de exclusas, diques, canales y otras tantas construcciones, que eran para poner verde de envidia a cualquiera, pues el manejo del agua en la gran Tenochtitlán era algo desconocido; los españoles no eran tan buenos en estas cuestiones hidráulicas y fue gracias a los moros que conocieron mecanismos ingeniosos como acequias y sistemas de riego por declive.

El sistema hidráulico pasó por terribles pruebas durante estos 500 años y reprobó. Las calles que ahora se llaman "Río de..." o "Canal de..." alguna vez estuvieron, efectivamente, llenas de agua corriente y sonante.

Parece que el fracaso del manejo del agua que prevalece en la ciudad no es sino un fracaso del manejo del agua en todo el país, pues donde quiera que uno posa sus ojos en un río de México, encuentra terribles excesos, malos manejos, descuido o contaminación.

Hoy, cuando me metí a bañar, me di cuenta de que me había quedado sin agua caliente, porque el complicado sistema que alimenta al calentador depende de que el agua del tinaco suba gracias a la obra de una bomba que hay que conectar...

Como no había nadie en casa, tuve que salir en bata a conectar la bomba y mientras lo hacía, recordaba el libro trágico - cómico "La gota de agua", un reportaje autobiográfico de Vicente Leñero, donde describe con pericia y humor lo terrible que es quedarse sin agua.

Esa historia ya la sabemos los habitantes de la región oriente de la ciudad, que frecuentemente recibimos la noticia de que "habrá cortes en el suministro", para después escuchar el también conocido "tome sus precauciones", que resulta en levantarse de madrugada para juntar dos o tres cubetas o quizá apartar dinero para comprarle "a la pipa".

Aquellos tiempos en que uno podía asomarse desde la ventana y ver el Acueducto de Chapultepec y el de Santa Fe a lo lejos, entre los bosques; momentos idílicos que Silvia Segarra narró en su conferencia, que ahora quedan tan lejos.

También lejano parece el recordar que la colonia donde vivo fue llamada así "lugar de banderas", por las banderas que se alzaban para indicar que la exclusa de agua que conectaba los canales del oriente estaban abiertas...

Todos los causes entubados, el subsuelo sobreexplotado y las inundaciones que se repiten anualmente en diversas colonias, pues sigue siendo verdad aquello de "Guadalajara en un llano, México en una laguna".

El agua busca sus causes. Los seres humanos parecemos no entenderlo.

D.

5 comentarios:

Mar dijo...

Yo jamás he padecido de una suspensión en el suministro de agua.
Sin embargo, se siente muy mal asomarse al río que está en el cerro y ver que en él ya no corre agua.

Espero estar muerta para cuando publiques "México me atormenta volumen IX".

fher dijo...

lo del agua a nivel mundial es realmente apocalíptico... yo lo único que espero es morir antes que mar...

besos

Darina Silverstone dijo...

Mar:

No creo que llegue a ese volumen, Mar, los últimos días he salido mucho a pasear y eso me ha dado a pensar otros temas que no son para torturarte o a los lectores.

Es que en realidad me gusta hablar de mi ciudad, es un gran tópico.

Pero, si todo sale según lo planeado, llegaré a México me atormenta Vol. V

Fher:

Yo creo que eso pasará... moriremos antes. Lo lamento por las generaciones que lo vean.

D.

Geisha dijo...

Me jactó de vivir en una casa privilegiada, siempre hemos tenido pozo, con decirte que el agua potable llego a mi casa hace dos años.

Vivo en un pueblo, y la verdad la soledad, el silencio y la paz, no la cambio por nada.

Saludos

Darina Silverstone dijo...

Geisha:

Gracias por la visita, mujer. Nunca he vivido en una casa con pozo, seguro te hace apreciar las cosas de distinta manera.

Un saludo.

D.