Darina con alas

Libros perturbadores. Pájaros a punto de volar. Vol II

05 marzo, 2010
Ayer por la noche terminé de leer "Pájaros a punto de volar".

Creo que lo mejor que pude hacer con ese libro fue darle un poco de tiempo, pues, en cuanto lo retomé encontré una nueva alegría al leerlo y el resto de las historias me parecieron magníficas, a diferencia de la pesadez e inquietud que me propiciaron los primeros cuentos.

Con la finalidad de evitar el spoiler, les comentaré muy brevemente los cuentos... así que allá va:

Una mañana extraordinaria: un hombre llega a un pueblo donde todo le parece maravilloso y acogedor después de vivir en el estrés de la ciudad de Nueva York. Allí conoce a una pequeña y curiosa niña, con quien hace amistad...

Este cuento me pareció increíble por su detalle y la manera en que se desarrolla es profundamente psicológico, uno puede asomarse al alma del protagonista y sentir su tensión, sus miedos, el sentimiento de opresión que lo abarca.

Incierto tesoro: un indigente se percata que, abandonada, hay una bolsa misteriosa y comienza a especular sobre su contenido, cuando un hombre llega y toma la bolsa... empieza entonces una persecusión por las calles de Nueva York para ver quien se quedará con este "tesoro".

Patricia Highsmith parecía experimentar en este cuento con su interés en el suspense, pues la bolsa es lo que en el cine llamarían un Macguffin, es decir, un objeto que pone en movimiento la trama, aunque no se conozca exactamente su contenido (como el caso de Rosebud, del Ciudadano Kane o el misterioso maletin con el brillo dorado de Pulp Fiction).

Ventanas mágicas: llevado por algún tipo de intuición, un hombre comienza una plática con una mujer desconocida en un bar; los eventos se irán hilando, para que este encuentro se transforme en algo inesperado.

Este relato me pareció un efecto de luces... como si estuvieramos viendo a dos muñecos de papel y movieras la luz, para lograr que los personajes temblaran, se hicieran grandes y pequeños... Realmente un experimento narrativo interesante.

La puerta siempre abierta (sin alfombra de bienvenida): las visicitudes de recibir visitas en casa cuando uno ya tiene una vida bien hecha; el personaje de esta historia me recordó un poco el ajetreo cuando mi abuela viene de visita... Divertido y cotidiano.

En la plaza: un cuento que me llegó profundamente, porque está situado en México y el protagonista es un chico de Taxco. Alguien que haya visitado Taxco, Guerrero, reconoce inmediatamente el estilo del pueblo, las tiendas de platería, los guías, el ir y venir de las mujeres extranjeras...

Un cuento deliciosamente ambientado, con un final inesperado y varios giros interesantes.

Pájaros a puntos de volar: el texto que le da título a este libro es conmovedor y trágico, a la vez. No pude evitar sentirme identificada con el personaje central, que se pasa horas especulando y pensando las palabras justas para escribir sus cartas personales.

La inmaculada concepción: relato sumamente críptico que no entendí en absoluto. Si alguno de ustedes lo entiende, por favor pase a decirme de que se trató.

Un gran castillo de naipes: mi cuento favorito de la colección. Quizá fuera por la manera de narrarlo, quizá por el final, posiblemente por el aire cosmopolita... O por las inteligentes reflexiones sobre el arte y su valor.

Maravilloso cuento, no debo decir más, so pena de arruinarlo.

El coche: cuento perturbador, que muestra cierto aire xenofóbico en Highsmith que ya se percibía en "La plaza"; aquí, la confrontación entre el pensamiento de la clase media gringa (WASP) y el estilo de vida en México se ve más clara, hasta el desenlace de la historia... inesperado, totalmente.

El punto fijo en un mundo en rotación: cuento que tiene como protagonista un hermoso parque, donde se dan cita los personajes, rotan y luego se alejan, como algunos astros.

Los pianos de Steinach: una historia maravillosa de una mujer enferma y solterona, que encuentra aliento en la belleza y talento de un joven pianista... La manera en que describe la psicología del personaje es increíble, aunque la historia es triste y raya en lo patético.

Llamada para Luisa: relato en el que se llena uno de esperanza sobre la posibilidad de encontrar la felicidad en las cosas pequeñas de la vida, como un terrón de azúcar o un baño tibio...

Una noche tranquila: la oscura relación de dos hermanas que, pese a la tensión que se gesta entre ellas, conviven simulando una rutina tranquila, sin contratiempos...

Un hombre muy agradable: un relato que parece extrañamente adecuado, ahora que todo en las notas de la prensa local está relacionado con Los legionarios de Cristo...

Les recomiendo el libro. No se lo lean todo... bueno, lean "La inmaculada Concepción", para que me digan de que es...

Pájaros a punto de volar
Patricia Highsmith
Rústica
Editorial Anagrama
2002


D.

3 comentarios:

Juan dijo...

¿contigo hablaba hace poco de Highsmith??

es espectacular esta mujer!!!


checaré este u otro libro de ella próximamente =D

Darina Silverstone dijo...

Si, era conmigo...

Ojalá que te guste.

Ya me dirás.

D.

Manuel Guevara dijo...

Hola, respecto del cuento de La Inmaculada Concepción... ¿Sigues sin haberlo entendido bien?
Está claro que te introduce en sus mentes, en cómo piensan ellos, y principalmente en la mente de él (que al comienzo tiene la intención de matarla)... Un embarazo de por medio... Ella que no está muy bien de la cabeza (desconocemos los detalles, lo que nos hace imaginar)y él con motivos suficientes para quererla asesinar.
No cuento el final, pero creo que es un relato inquietante, perturbador, que te deja la marca de la intriga y el pesar durante un tiempo.