Darina con alas

To be or no to be... Green

26 marzo, 2010
Este blog no es precisamente verde (como podrá usted notar, si no es daltónico amable lector, este es un blog morado), pero no puedo negar mi simpatía por las iniciativas que cuidan al medio ambiente.

Este día me enviaron a regar las plantas, una de las actividades domésticas que más disfruto. Me encanta el olor de la tierra mojada, la frescura del agua, el resplandor de las hojitas verdes y como la acción renovadora del agua es tan notoria...

Desde que era niña he sentido afinidad por los programas de cuidado ambiental. Me uní al grupo H2O y me regalaron una camiseta por detectar más fugas en la colonia; incluso a mi padre le dieron un diploma al mérito ciudadano por reportar desperdicios a Locatel.

Mi madre nunca nos dejó tirar basura en la calle y empezó a propiciar que separaramos la basura antes la ley de residuos sólidos... Y nos compraba helados de cono, para evitar que tiraramos los vasitos de unicel.

Mi familia es algo verdosa... pero yo no dejaría de comer carne, ni odiaría la fiesta brava, ni tomaría baños de 5 minutos. Soy demasiado hedonista para ser totalmente verde.

De entre todos los dilemas existenciales, el de la ecología siempre me ha preocupado... sé que no hago lo suficiente, pero también sé que no quiero hacerlo. Ja. ¿A todos nos pasará eso?

D.

2 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Creo que sí, a todos nos pasa eso.

Estamos muy acostumbrados a las comodidades de la vida "no verde" o a cómo funciona ése mundo.

Y si alguien se sale del estándar lo ven raro.

Por ejemplo, me ha pasado que voy a la tienda y la vendedora se molesta si le digo que no me dé bolsa porque traigo la mía.

O les parece raro que junte el PET o las latas o las cajas de cartón o las bolsas.

Ahora que lo pienso, más allá de no querer de dejar de hacer ciertas cosas para ser completamente verde, creo que no sabemos exactamente cuáles son todas esas cosas.

Es como ese capítulo de Los Simpson en el que Lisa se sube a vivir a un árbol para que no lo corten.

Cuando conoce al líder ecologista le dice que ella es vegetariana y que hace compostas y que quiere ser parte de su grupo.

Él le contesta que no come nada que haga sombra, que lleva composta en el bolsillo y que la puede aceptar en el grupo como parte de los que fingen.

¿Y si el sólo hecho de usar ropa de materiales sintéticos te impide ser totalmente verde?

Eso sería bastante irónico dadas las campañas para usar pieles sintéticas en lugar de pieles reales.

Qué cosas :P

Darina Silverstone dijo...

Pequeña Saltamontes:

Si, creo que yo soy parte de los que finge...

D.