Darina con alas

Bicolor

05 junio, 2011
Alguna vez me han dicho que tengo más historias que contar que una persona promedio de mi edad: a veces lo creo y a veces lo pongo en duda.

Lo cierto es que mis historias pocas veces involucran borracheras épicas (como las de muchos colegas), pero tampoco puede uno etiquetar las cosas como si fuera todo blanco y negro.

Me acordaba de eso el día de ayer, en que buscando en mi memoria un abogado recordé a "Bicolor", un chico que conocí en el metro.

Bicolor comenzó por preguntarme mis gustos musicales y me hizo la plática mientras yo intentaba llegar a casa después de uno de esos días que uno sólo puede calificar de "muy largos".

Me dejé convencer por sus ojos que decían "No te vayas" y nos quedamos largo rato platicando debajo de un farol del alumbrado público. Luego, no sé por qué, le di mi número correcto.

Y llamó. Y me pidió una cita. Y salimos. Y por alguna razón ese día iba a ir a comprar zapatos y al final fui a la carrera, escogí unos muy grandes y otros muy pequeños y regresé a casa.

Nunca lo volví a ver, aunque por otro lado pienso que estuvo bien... se puede uno hacer muy adicta a los bailes de blanco y negro.

D.

0 comentarios: