Darina con alas

Tarot: las cartas no mienten

24 agosto, 2011
En la última platica que tuve con Daniel B. terminé contándole una anécdota de mi adolescencia: cuando iba en la secundaria tenía unas cartas de Tarot, que dibujé yo misma y predecía el destino de mis compañeros.

Me gustaba inventar historias completas para mis compañeros... evidentemente algo había leído, pero nunca aprendí de memoria todo; me dejaba llevar por lo que conocía de ellos, por lo que preguntaban, por las imágenes...

O algunas veces sólo contaba una historia.

Recordé la hermosura de contar historias; hoy recordé que me gustan más las historias que las certezas, las mentiras piadosas que las verdades dolorsas...

Sé que la vida es una rueda de la fortuna y que unas veces ves el horizonte y otras necesitas un empujón.

Nunca dudé en contar una historia feliz. Y es que cuando necesitas escuchar algo que te anime, nada mejor que saber que yo puedo mentir... pero las cartas no mienten.

D.

5 comentarios:

Yareli dijo...

Qué bonito!

Recuerdo que la única vez que me leyeron las cartas me pronosticaron una boda con un nipón. A ver siciertoooo.

Y yo quiero que me cuentes historias!!!

Pequeña Saltamontes dijo...

Me ganaron el "¡qué bonito!"

Pero no le hace, diré ¡qué bonito!

Quizá esa linda historia los motivó a hacer algo que siempre quisieron o simplemente los animó en un momento de desesperación.

Esteeee... ¿todavía tienes tus cartas? :P

Tom R, dijo...

Como método de adivinación surgido en la Edad Media supongo que deja mucho que desear.

Sin embargo es apasionante la mitología y la simbología que se esonden detrás de algunas de sus cartas por la importancia que que se les ha dado a lo largo de la Histora a determinadas figuras, muchas de las cuales siguen siendo piezas fundamentales de, por ejemplo, los juegos de rol o los libros de fantasía medieval.

Alejandra M. Fimbres dijo...

Me ganaron el "me ganaron el ¡qué bonito!"... Pero de todas formas diré ¡Qué bonito!

Muy inspiracional. Al igual que Yareli y P.S. yo también quiero que me leas tus cartas y me cuentes una historia.

¡Yo soy de las que mayormente ocupo un empujón!
Esta entrada se merece un abrazo.

Darina Silverstone dijo...

Yareli:

Ah! Emocionante. Cuando me las leyeron me dijeron que era una persona problemática y que era muy enamoradiza y tendría grandes amores en la vida. ¿Serà?

Pequeña:

Si, todavía las tengo, como te dije están dibujadas a mano y les tengo mucho aprecio.

Tom:

Si, recuerdo que muchas historias retoman las figuras del Tarot para relatos nuevos, en lo personal me gusta como las retoma Pérez Reverte en "El club Dumás", recomendable.

Ale:

Te mando otro abrazo, cuando quieras te tiro las cartas. Al menos prometo esforzarme en la historia.

D.