Darina con alas

El mural de Siqueiros

04 septiembre, 2011
Rondaba la Cineteca nacional, en busca de hacer tiempo y no se me antojó ninguna película. El panorama parecía algo árido y me disponía a vagabundear por Coyoacán, pero antes iba a pasar a los sanitarios.

Entonces el tablón de reseñas me llamó y me aclaró: "El mural de Siqueiros" no era una pieza documental, sino un drama. ¿Melodrama, podría decir?

El cartel recordaba más a un "El crimen del padre Amaro", con una imagen sexosa, que evocaba una película francesa...

Así que, sin saber de que iba la cosa y más bien convencida de que era muy pronto para el deseo y muy tarde para el amor, entré a ver "El mural de Siqueiros".

Coproducción Argentina - México, la historia relata el encontronazo entre Siqueiros y Natalio Botana, dueño del periódico "Crítica", cuando Botana le encarga a  Siqueiros pintar un mural en su casa, como un capricho del destacado empresario de medios.

Siqueiros lleva a Argentina a su pareja, Blanca Luz Brum, quien se involucra con Botana y esto provoca una mini telenovela de dos horas, que no deja de ser entretenida por el contexto en el que se presenta la historia: aunque Siqueiros pretendía pintar cuadros para el pueblo, reconoce que la revolución necesita ser financiada por los burgueses, como califica a su mecenas.

Por otra parte, la tensión dramática de la película está bien construida y el personaje de Natalio Botana me parece genial, con sus contradicciones existenciales, su altanera pretensión de ser el pastor que conduce a las ovejas formando la opinión pública.

La esposa de Botana, la anarquista Salvadora Medina, es un personaje fascinante; creo que de las actuaciones más notables en la película.

Tras revisar varias reseñas, veo que muchos críticos argentinos se quejan de la falta de fidelidad a la historia y catalogan de simple chisme la anécdota central de la película, pero a mi me pareció muy entretenida, así que le concedo cuatro estrellitas y recomendación para fin de semana lluvioso.

¡Ya quiero ir a Buenos Aires!

D.

1 comentarios:

Alejandra M. Fimbres dijo...

Pensé que la cineteca estaba cerrada por remodelación... Hubieras invitado :( quiero verla... jejeje... Yo también quiero ir a Buenos Aires (Argentina, no la colonia Buenos Aires, a esa mejor no).

p.d. Let's take some coffee soon! :D