Spencer Tunick y las misteriosas motivaciones de los mexicanos

07 mayo, 2007
Dicen que hay tantos motivos como personas existen. Sin embargo habría que preguntarse, de verdad... ¿Por qué 18 mil mexicanos se levantaron antes de las cuatro de la mañana para ir a desnudarse al Zócalo?
Algunos, claro, movidos por el morbo, la curiosidad, el placer infinito de ver a las viejas encueradas...
Unos cuantos más, quizá, por el auténtico deseo de fundirse en una masa anónima en igualdad de condiciones en un país en donde eso nunca pasa... Sea la ropa, el automóvil, el tipo de celular, la escuela a la que fuiste o incluso a la que no fuiste, te cataloga, separa, divide.
Quizá algunos con afán contestatario, de protestar, de ser, de decir, de hablar, de expresarse.
La variante de "porque en México hace un resto de calor" no aplicaba a las 4 de la madrugada, aunque en realidad SI hace un resto de calor y a eso de las 9, cuando se acabó el jolgorio ya había como 22 grados centígrados. (Temperatura ambiente, todos sabemos que una plancha de cemento como es el Zócalo amanece muy fría por la mañana)
Por allí me sugirieron que es una forma de protestar contra el oscurantismo eclesiástico y las hilachas...
Pero nah... No creo.
Habrá quien de veras aprecie el arte, como abstracción y quería tener la foto original, por lo que la única forma que encontró (en lugar de ir a una subasta) fue la de posar desnudo.
Y claro... están los que salieron de una boda en el Centro de Banqueros de México y totalmente incróspitos (vease "borrachos) decidieron irse a meter borlote. (Pero a esos no los dejaron)
Las razones para los mexicanos pueden ser muchas. Lo que sí es que podemos decir que por fin superamos a Barcelona en algo... (No, no fue en el nivel del fútbol. Lástima)
Es curioso que ahora que el país está involucrado en una terrible lucha entre los cárteles de la droga y el ejercito, entremezclada con el conservadurismo de la ultra derecha y los enfrentamientos de las distintas corrientes de izquierda que no podrían ponerse de acuerdo aunque de ello dependiera su subsistencia; un grupo numeroso de ciudadanos decida por razones aún para mí desconocidas levantarse tan temprano para ir a encuerarse.
D.

6 comentarios:

Indigente Iletrado dijo...

Dudo que la revolución se haga encuerándose, así que no lo hicieron con ánimos contestatarios. Los indígenas del montón de pueblos se encueran pero nadie les hace segunda, más bien es el aire de supuesto glamour y aché artistoso los que los arrastró hasta la encuerada masiva donde estoy seguro que los dignos representantes machines se veían uno al otro el pizarrín conteniendo risas o ahogando exclamaciones de admiración. Yo no me paraba tan temprano para una encuerada así. Ni que dieran playeras o caguamas gratis. Así sí.

Así sí se hace la revolución. Con promesas y medio estupidizado.

Juan Carlos dijo...

puede ser lo que dice el indigente, el snobismo esta cada vez mas cabron...

pd: sue horrible incróspitos, por favor no lo vuelvas a usar, prefiero... beodos,me suena mas a "bardo", jajaja, o sea, un alcoholico muy snob pa seguir con la palabreja

El David dijo...

Yo si iba, por ver a cuanta gente encuerada!! Ja, ja.

La verdad no me levanto a mis clases de 6am...si dieran cagüamas chance (sonrisa) como dice el Emo-indi-desaparecido.

Yo mejor me quedo con mis miedos encerrados en la habitación!

Darina Silverstone dijo...

Indigente: Yo tampoco me paro por nada tan temprano, ni siquiera por una playera...

Aunque decía Cerebro que eso convencía a cualquiera... Pero nah!

Juan Carlos: Borracho es bien bonita palabra, incróspito la usa mi abuelito y me da harta risa... pero tampoco es muy eufónica.

Como política editorial usaré borracho, he dicho.

David: Perdida en mi habitación, sin saber que hacer, se me pasa el tiempo...

Jo, ya alucino y no paro de hablar con mi pared. Eso si me ha pasado.Igual estaba yo a las 3 de la mañana pensando en pingüinos: últimamente sueño mucho con ellos.

D.

Juan Carlos dijo...

usted no diga frio

Darina Silverstone dijo...

Juan:

Pues a las cuatro de la mañana como no quieres que diga frío...

D.