Darina con alas

Ah, la Secundaria...

10 junio, 2007
Después de que Yareli me pasó un link en donde se entera de las cosas que hacía su novio cuando estaba en la secundaria me dieron ganas de sacar a balcón a mis amigos de la Secu... aunque quien sabe si sean bloggueros y sus novias revisen links... La verdad no me importa.
La escuela a la cual yo iba tenía fama de "buena escuela". Está en los límites del Distrito Federal con Nezayork y tiene un bonito himno del cual yo todavía me acuerdo.
A mi me tocó en uno de los grupos más "desastrosos" de la historia de la escuela... (¿Le dirán eso a todos los grupos con el fin de intimidarlos?) El caso es que para el primer año le habíamos roto la pierna a la asesora del grupo (que era la Trabajadora Social de la escuela) cuando nos lanzamos sobre ella en la fiesta de Navidad, porque se le ocurrió repartir dulces y todos prefirieron tomarlos directamente de la bandeja... (Era un grupo de 50)
Hasta donde sé la pobre mujer aún cojea.
También en primer año hicimos llorar a la maestra de Matemáticas un día que todos se atrincheraron para evitar que entrara... Creo que lloró de furia contenida y a la siguiente vez, cuando rompió la barricada nos hizo escribir algo así como "Debo respetar a mis mayores porque son ellos la base de todo entendimiento y razón posibe e imposible..." O sabrá dios que cosa, pero 500 veces.
Yo llené dos páginas. Creo que porque era demasiado buena. Otros sólo se quejaron con sus papás y al final la maestra negó habernos dejado ese castigo.
Recuerdo que en salón había tipos con el afán de ser cómicos... así que armaban un show estilo los tres chiflados subiendose a la plataforma de los profes en las horas libres... Era genial.
Había una disputa constante entre el chavo con el número de lista 1 y el chavo con el número de lista 45... y como nos sentabamos por orden alfabético cruzaban mentadas de madre de un lado a otro.
Eramos todos como una familia... así que yo tenía hermana, hija, nietas... y mis nietas ya tienen ahora descendencia, según me han contado algunas malas lenguas.
Desafortunadamente el grado de parentezco con el tipo que me gustaba era de hermano... así que la relación incestuosa nunca fue posible.
A la chica que era mi hija, quien tenía las iniciales SRCA le decían "Super Rico Caldo Amistoso" por haber sido la primera en tener novio... también circulaba el rumor de que era la "Pizza Hut" porque se entregaba caliente en menos de media hora...
En segudo año hicimos llorar a la profesora de Geografía cuando le empezamos a preguntar por sus compañeros de genración, muchos de los cuales "desaparecieron" en 1968 tras el mitin en Tlatelolco...
En tercero desarmaron mi grupo, lo cual fue un golpe para mí... ya con tanta familia armada. Pero aún tuve tiempo de conocer un poco a mis nuevos compañeros.

Siempre recuerdo esos años como los más felices y despreocupados de mi vida. A veces creo que algo quedó allí encerrado para siempre, en una capsula del tiempo, intangible e inenarrable... Supongo que es verdad eso de que nunca debes regresar al lugar donde fuiste feliz.

D.

0 comentarios: