Darina con alas

Una mujer desnuda y en lo oscuro

19 octubre, 2007
Ayer, justo cuando me regresaron mi computadora y pensaba instalar el Messenger, se comenzó a ir la luz, como resultado de la lluvia torrencial que cayó en la zona en la que vivo...

Finalmente la línea se fregó y nos quedamos sumidos en la oscuridad más profuda... Me fui a dormir y al despertar, la noche seguía allí...

Tuve que bañarme sin luz, lo que representó un nuevo reto, ya que generalmente puedo mirarme el ombligo cuando lo enjabono...

Toma uno conciencia del propio cuerpo, en estas nuevas circunstancias y noté que efectivamente, en las noches sin luna, emito un resplandor que da confianza.

D.

P. D. Si notan que no estoy, ya saben la causa.

9 comentarios:

Irais dijo...

Que bello que te das cuenta de tu resplandor, aunque, debo decirlo, no necesitas de la oscuridad.

Saludos!

Pepe dijo...

Es igual, leyendote noto que estás, aunque sea sin luz.
Besitos

Mar dijo...

Ah, con razón. Ya decía yo que era muy raro que te ausentaras tan prolongadamente!

Yo nunca me he bañado a oscuras. Un día lo intentaré. A ver si es cierto que sé dónde tengo los codos y dónde el ombligo.

Yareli dijo...

Uy a mi me encantaba bañarme a oscuras cuando estaba sola en casa de noche...pones velitas, musiquita o sin ella, y vez como te brilla el cuerpo iluminado ténuemente! Pero Irais tiene razón, no necesitas de la oscuridad, que bueno tenerte de vuelta!

Natalia M dijo...

no, yo se la verdad, ERES UNA ABANDONADORA DE AMIGAAAAS!!!!!!

Yo sí me he bañado a oscuras, es chido!!!

Como me dijiste 'Sabías que se puede platicar con la familia cuando no hay computadora?' jajaja

Pequeña Saltamontes dijo...

Oh sí... yo también me he bañado a oscuras y es una experiencia diferente.

Andar desnuda y a oscuras es otra cosa.

Darina Silverstone dijo...

Hola!

Irais: La oscuridad fue bastante conveniente para notarlo... Pero gracias por tu comentario.

Pepe: Jo, me gustan los besitos, aunque vengan desde tan lejos.

Mar: Si, pruebalo, luego me dices que tal te fue.

Yare: Ah... velitas!

Nata: Si, es algo muy extraño eso de platicar... pero una experiencia sobrenatural.

Pequeña saltamontes: como yo vivo acompañada, no me animé a andar desnuda y a oscuras, por miedo a darme de frente en la nariz con alguien... pero alguna vez...

Juan Carlos dijo...

Como el señor Burns cdespués de su terapia, jajja

Darina Silverstone dijo...

¡siii!

Me encanta ese capítulo.

Jo