Darina con alas

Partir la rosca

04 enero, 2008
Acitrón de un fandango,
zango, zango, sabaré, de barranquilla...
con su triqui, triqui tran...

Hoy partimos la rosca en mi oficina y el corrector de estilo (si, también me corrige el estilo para partir el pan) se enojó conmigo porque la partí en donde estaba el hígo...

Más allá de la cuestión de si había o más hígos (que resulta intrascendente, porque creo que en esa oficina sólo a mi me fascinan los hígos) él alegaba que debes de conformarte con el pedazo que te toca en suerte cuando parten la rosca, porque hay un orden...

En mi casa todos partimos de donde se nos antoja y a pesar de que otro de mis compañeros comentaba que la posibilidad estadística de encontrar un muñeco en un corte doble aumenta, el corrector de estilo insistía que el muñeco que le tocó, era mío... Jo! Me quería colgar el milagrito. Nel.

¿Y ustedes cortan la rosca de reyes en un orden preestablecido o como va cayendo? ¿Se comen los hígos o el azúcar?

D.

9 comentarios:

Yareli dijo...

Uy, pues a mi me encanta el higo! REcuerdo que cuando era pequeña siempre quería quedarme con el niño, era divertido. Ahora que te hacen cumplir eso de invitar los tamales no parece tan divertido jiji. Abrazos mi querida Mayra!

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Mar dijo...

Yo odio la rosca de reyes, y más todas las cositas de colores que lleva arriba.

Yiuck.

Sin embargo, me gustar partir mi pedazo. Y, lo hago en desorden. Aunque eso me cueste un regaño de mi hermana, como ayer. Ja.

Ladahir Mebarak Haddad dijo...

Odio los viernes, los días feriados, los "puentes" que se conjugan por los días feriados, los días de quincena, la primer quincena de diciembre y sus aguinaldos, las vacaciones, el día de las madres y el 12 de Diciembre.
Y no lo recordaba, pero también odio la rosca de Reyes.
Todo eso sólo por mis andares de oficina.

John Bauer dijo...

jaja pues qué odioso, jeje

suena muy mamón el tipo ese, el corrector de estilo.

yo la parto donde se me hinche, jeje

Y no me tocó nada, jijijii

Darina Silverstone dijo...

Ja, si... a mi también me gustaba quedarme con el niño, Yare...

Ahora temo eso.

Además me encantan los higos, pero supongo que en muchas roscas ponen el niño allí para castigar mi gula.

Menos mal que tengo una higuera en casa... pero... da tan poco y tan espaciado, que prefiero aprovechar las roscas.

Mar: Así somos las mentes dispersas... por cierto, las cosas de arriba casi siempre son pedazos de ate, cáscaras de naranja, cerezas, higos... Ñam...

Todo eso me encanta. Las puedes poner en mi plato, si gustas.

Ladahir: Me agrada pensar que la lista de las cosas que te gusta es más corta de aprender, así es más fácil decidir que regalarte.

Jhon Bauer:

Propio de tí tomar las decisiones sin que te impongan nada. Felicidades por ello.

Me dijo Jeanine que te vio rondando la facultad! Animo con esos trámites.

D.

desde el Pacífico dijo...

La parte que tiene azúcar es la onda. En mi casa es vuelta a la derecha y donde cada uno quiera partirla. Esta vez no me tocó ningún niño pero ya estoy apuntado a la tamaliza jajaja

Pequeña Saltamontes dijo...

Como va cayendo, demonios.

¿A quién se lo ocurrió darle un orden a esas cosas?

Qué amarguetas...

Pequeña Saltamontes dijo...

Ah... y yo me como todo.