Darina con alas

Cobrarse a la china

02 octubre, 2008
El día de ayer me quedé pensando en ese término porque me acusaron de cobrarme a la china.

De acuerdo a mi versión esa frase consiste en decirle a alguien que, de una deuda contraída con nosotros, ha tomado de manera imprevista algo que nos pertenece.

Insisto en que el término estaba mal aplicado, debido a que le solicité a una persona que de una deuda que tenía conmigo pagara otra cosa, situación que efectivamente se llevó a cabo...

No obstante me dejó una duda existencial de esas que te despiertan a las tres de la mañana. ¿Los chinos se cobraban a la china?

¿Es realmente tan malo tomar lo que es tuyo? En el caso de una deuda que no ha sido saldada en años... ¿Puede realmente alguien ofenderse?

En fin... será que siempre he estado del lado de los que prestan y no de los que son deudores y no entiendo la indignación moral.

D.

3 comentarios:

Mar dijo...

Al menos supiste emplear una técnica para recuperar lo prestado, aunque la otra persona se molestara.

Yo ni siquiera puedo cobrarme 'a la china'.

Sucede algo así:
-Oye ¿Te acuerdas del dinero que te presté?
-No.
-Ah, bueno.

Y ya. Pffffffff.

Pequeña Saltamontes dijo...

Coincido con Mar. Para cobrarse, aunque sea a lo chino, hay que tener carácter.

Supongo que la indignación es una mala manera de disfrazar la vergüenza que una siente a veces porque sabes que debes, pero no tienes para pagar.

A mí me han cobrado, no a lo chino, y se siente feo.

No porque crea que el otro no tiene derecho a reclamar lo que es suyo, sino porque a veces lo hacen de una manera tan ruda que parece injusta. Pero también hay que reconocer que hay personas descaradas y sinvergüenzas (entre las cuales no me cuento y por eso siento feo).

Pero bueno... eres afortunada de no haber estado nunca del lado deudor.

Darina Silverstone dijo...

Mar:

Ja. Mal método.

Deberías emplear golpeadores pagados.

Dicen las oficinas de cobranza que eso ayuda. Y no te ensucias las manos.

Claro, a lo mejor ellos te cobran por sus servicios un monto superior al dinero recobrado.

Es de pensarse.

Pequeña saltamontes:

Creo que no actué con rudeza. Era una deuda de un año. En fin... no sé, creo que mientras más tiempo pasa es más dificil.

Una compañera del trabajo no paga una deuda de 50 pesos (que seguro lleva del diario en el bolsillo) porque ya ha pasado tanto tiempo que le da pena...

Esas cosas son así.

D.