Darina con alas

Los baños de Celeste

05 abril, 2009
Mi madre fue una mujer muy práctica en lo que se refiere a mi educación sexual. Antes de que yo cumpliera 10 años ya tenía en casa la cantidad suficiente de información, entre enciclopedias especializadas y folletitos con dibujos estilo comic.

Ella dejó esos libros a mi alcance en su debido tiempo y gracias a los textos explicativos y a los diagramas, no hubo lugar para el equívoco...

Sin embargo, mis padres, que siempre han sido visitantes asiduos a ferias de libros, también dejaban en mi poder una gran cantidad de libros de cuentos y antologías de relatos, que son los responsables directos de cualquier "reinterpretación" sobre la sexualidad humana en mi vida.

Uno de esos relatos que cayó en mis manos por casualidad es la historia de "Los baños de Celeste", un cuento de un autor mexicano (de cuyo nombre no logro acordarme) sobre un chico que espiaba a su tía, Celeste, mientras se bañaba.

Esa historia, entre algunas otras, me dejaron entrever lo turbador de la sexualidad, más allá de los esquemas estilo "inserte la pieza A en el orificio B".

Mis padres, siempre confiados de que lo impreso en los libros podía alimentar mi espíritu, siguieron llevandome a ferias de libro y dejaron en mis manos muchos más relatos con tintes que iban de lo ligeramente erótico a lo francamente pornográfico. En mis años, nunca entendí esos cuentos como algo "malo", pero si me emocionaba saber que era algo que debía disfrutar "después", como quien se adelanta a comer el postre antes que la sopa. (Ugh, que asco la sopa, diría Mafalda).

Recordé "Los baños de Celeste" porque en mi reproductor de música comenzó a tocar "La bañera", de Fernando Delgadillo... y recordé que ese cuento sólo lo leí una vez, pero hay algunas historias que se te quedan grabadas...

Si alguien conoce la historia y sabe el nombre del autor, cualquier información la agradeceré.

D.

5 comentarios:

Mar dijo...

Ay, no puedo ayudarte a resolver tu incógnita ni a mejorar tu memoria.

Pero sí puedo decir que creo que fuiste afortunada al comprender la complejidad de la sexualidad humana de la manera en que lo hiciste.

En mi próxima vida, querré que mis padres sean asiduos asistentes a ferias de libros.

BRAINWASHED dijo...

Pues en mi csa nunca hubo tanta apertura, pero tampoco era tabú hablar de sexualidad. Sin embargo hay cosas de este tipo de temas que por increíble que parezca,aún me resultan ligeramente complicadas...

Saludos!!!

Darina Silverstone dijo...

Mar:

Ah, el autor es Alejandro Aura.

Quizá en tu próxima vida te toque ser algo más interesante que un ser humano. Quien sabe.

Brainwashed:

En mi casa no había taaanta apertura, sólo un poco de feliz descuido.

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

Veo que ya sabes el autor.

Veré si te lo consigo en un formato que puedas leer :P

Respecto a lo de la sexualidad... podría decir que también aprendí sola.

Y que también había feliz descuido y me topaba con las revistas de mi papá.

Lo bueno es que cualquier cosa que quisiera preguntarle a mi mamá era respondida.

Creo que es mejor informar a los hijos.

No hacerlo les puede causar mucho daño.

Anónimo dijo...

Es alejandro aura el autor de dicho cuento