Darina con alas

Del perdón y otras virtudes inalcanzables

04 julio, 2009
"Le dejo el perdón a dios
Yo me conformo con la Venganza"

V de Vendetta

Ella me dijo que se sentía incómoda. Que después de las palabras dichas, eran insuficientes, si todavía se sentía algo de agresividad en la forma en que me dirigía a ella. Que le dije "¿Perdón? Si no tengo nada que perdonarte..." Pese a que nada de eso era cierto.

Tenía razón.

Algo se había roto, irremediablemente.

Veía en los fragmentos de cristal del espejo caído un montón de ideas, conjeturas, fragmentos.

¿Cómo recoger las esquirlas sin cortarme?

¿Cómo recomponer el espejo?

Yo me había reflejado en sus pupilas y me había reído al filo de un café con ella.

Soy mala tratando de llegar a perdones inventados y falsos, expuestos en un dos por tres. Quizá debí decirselo antes de vivir esta mentira diaria, de caminar por los restos del espejo, simulando que no recibíamos corte alguno.

Yo confiaba en que cada herida se cerraría... con el tiempo.

Que dejaría de doler.

Que dejaría de punzarme.

Pero ignorar el dolor era sólo dejar que la herida se infectara.

Ella trajo el alcohol y una navajilla y me dijo: Nos sentaremos hasta que ya no quede más.

Y se empeñó en rasgar la herida, hasta que brotó sangre nueva.

D.

5 comentarios:

Onminayas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Onminayas dijo...

No sabía que el "Tiempo de Friedrich" se podía aplicar también al alma. Veremos como termina sanando aquella herida... Seguro que con una inevitable cicatriz.

Ha sido grato tu casual encuentro.

Bsss

PD: perdón, fue yo quién suprimí el anterior comentario, pero había un error.

Darina Silverstone dijo...

Onminayas:

Agregar cicatrices a mi colección es como agregar nombres a mi agenda telefónica: simplemente inevitable.

Gracias por visitarme, se bienvenido cuando quieras.

D.

Onminayas dijo...

Pues siento saber que las cicatrices eran tuyas...

Pensaba que era un relato de ficción.

Volveré, no te quepa la menor duda.

Bsss

fher dijo...

lo bueno de las cicatrices es que podemos mirarlas y recordar lo que hamos aprendido tras ese dolor...
el problema es cuando las heridas no cierran y quedan ahi, en carne viva por mucho tiempo, a esas no las podemos ni mirar porque nos duele hasta en los ojos...

bello como siempre
besos