Darina con alas

A él no le gustas tanto...

17 julio, 2009
Los hombres jovenes intentan ser fieles y no lo consiguen.
Los hombres viejos intentan ser infieles y no lo logran. Oscar Wilde

He's Just Not That Into You

Advertencia!

Esta es una reseña de una película para niñas. Los hombres lectores de este blog (que son medio masoquistas, de por sí) quedan avisados.


Si alguna de ustedes se imagina una película en donde salgan Ben Affleck, Jennifer Aniston, Jennifer Connelly, Scarlett Johansson y Drew Barrymore, seguro pensarán que es una película para niñas. Y estarán en lo correcto.

Se trató de "A él no le gustas tanto", una cinta donde se habla de la etiqueta de las citas y las "señales" famosas que tanto nos gusta interpretar (o inventar, según el caso).

Las mujeres siempre tenemos la idea retorcida de que los hombres tienen ideas tan retorcidas como nosotros y buscan la manera dificil de invitarnos con sutiles muestras de afecto que pueden ser el equivalente a jalarnos las trenzas o ensuciar nuestros vestidos... Lo cierto es que hay tipos que simplemente son unos patanes.

Si él no te llama...
Si él te engaña...
Si él te miente...
Si él no se compromete contigo (no necesariamente casarse, pero hacer planes, tener proyectos juntos, tomarte en cuenta)

Entonces a él NO le gustas tanto.

Las historias de la película están diseñadas para provocar la identificación del publico femenino: Ben Affleck es pareja de Jennifer Aniston desde siete años atrás, pero él no ha querido casarse.

Jennifer Connelly está casada, pero su esposo le pone el cuerno a conocer a Scarlett Johansson, quien piensa que ya encontró al hombre de su vida y no le importa que este esté suscrito al club de los casados.

Drew Barrymore es una publicista que busca en todos los medios (hasta electrónicos) encontrar el amor...

Por otro lado, el personaje "base" de esta película es una mujer llamada "Gigi", que ya ha pasado por todas las relaciones terribles que uno pueda imaginar y que conoce a uno de esos hombres que dicen verdades escalofriantes como: "él no te va a llamar, mejor sal corriendo de allí antes de que hagas el ridículo".

Debido a las variaciones culturales, definitivamente no aplica a la sociedad mexicana todo lo que proclama esta película... pero creo que no está mal aprender esta lección: "Si a él le interesa, te va a buscar y si no... pues quizá no le interesa tanto como a tí".

Crack.

Creo que se me rompió algo dentro.

D.

4 comentarios:

Onminayas dijo...

Hola, Darina.

Creo que en la vida no hay películas de género. Al menos a mi no me lo parece. No hay ni siquiera, como público que soy, películas buenas o malas. Hay películas que nos llegan o que no.

Creo también que Oscar Wilde, desde su condición sexual, era más promiscuo que los heteros. Está demostrado estadísticamente. Por lo que no me vale su máxima.

Creo, finalmente, que sí que soy un poco masoquista... Pero no por ser hombre, sino por tener el alma un poquito más sensible que los demás. Pero ese es mi problema.

Bsss

Darina Silverstone dijo...

Hola Onminayas:

Será que valoras el lado emotivo de las películas... seguro todos tenemos alguna película terrible que nos llega en nuestra lista de favoritas, aunque no siempre la damos a conocer.

No me consta nada de la vida de Wilde, pero muchas de sus frases me llegan.

Ser masoquista suele ser un problema, sobre todo si no tienes un sádico cerca... pero no faltan.

Saludos.

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

Completamente de acuerdo.

Caray, tan fácil que era decirlo.

No sé por qué me enredé tanto.

Darina Silverstone dijo...

Pequeña:

Siempre que te enredas dices cosas muy ciertas... Es como el hilo de Ariadna, al tratar de desenredarse encuentras puertas cerradas y puertas abiertas.

D.