Darina con alas

El cuerpo perfecto

16 febrero, 2011
Cuando nacemos, casi todos nosotros somos perfectos: tenemos un cuerpo que tiene todo el potencial para crecer y desarrollarse, unas uñas pequeñitas que nos protegen, piel suave e impermeable y estamos listos para vivir... con un poco de ayuda de nuestros padres y de la sociedad en la que nacemos.

Pero después, esa misma sociedad en la que nacemos empieza a dictarnos los patrones de belleza y cuerpo deseable; nos empiezan a llegar las imágenes de "El deber ser" de los hombres y las mujeres, de lo aceptable y lo reprobable...

Y es así como, con el tiempo, muchos llegamos a obsesionarnos con la idea del cuerpo perfecto y la felicidad que conllevará el alcanzarlo.

Dietas, ejercicios, operaciones, trastornos de alimenticios, equipo de gimnasio, grupos de terapia, modificaciones corporales, la moda... y todos estos conceptos que se van agrupando bajo el campo semántico de "cuerpo perfecto" son formaciones culturales que, lejos de acercarnos a la perfección del principio, nos modifican, transforma, moldean, alimentan.

Alguna vez, cuando tenía como 7 u 8 años, recuerdo claramente haberme mirado al espejo y reconocerme: me di cuenta de que mi imagen, esa de enfrente, no correspondía (y quizá a mi modo me percaté de que nunca lo haría) a la imagen de un cuerpo perfecto, ni el modelo de la sociedad y cultura en la que vivo.

Durante años, conflictuada por esta contradicción, miraba con desdén toda imagen de "cuerpo perfecto", consiente de que ninguno de mis esfuerzos sería suficiente para alcanzarlo.

Pero hoy desperté, me metí a bañar y bajo la luz benévola de la lámpara de mi cuarto, encontré mi cuerpo hermoso y perfecto para todo lo que quiero hacer en la vida; para amar, para caminar, para abrazar, para trabajar...

Y con gusto le tomaría un foto para ustedes... pero es una lata enfocarme a mi misma.

D.

4 comentarios:

Alejandra M. Fimbres dijo...

Este post, como los cuerpos de todas las mujeres que piensan así, es perfecto.

Y sí, es genial el día en que uno se despierta, se acepta como es y hasta se gusta. Después de eso no hay vuelta atrás!

Pequeña Saltamontes dijo...

Como cantaban los Beatles "love is the answer".

El amor a una misma.

Lumediana dijo...

Espectacular post, un tributo al amor propio. Nos ven como nos vemos.

Darina Silverstone dijo...

Alejandra:

Que amable comentario, no creo en los "post perfectos", pero si en los que cumplen sus objetivos...

Pequeña:

All you need, and we need, is love

Lunamediana:

Con razón tú te ves tan luminosa!

D.