Escapes oficinezcos...

11 septiembre, 2007
Bueno, además de los vicios, quedan otras formas de evasión del trabajo: pequeñas rutinas que hacen más leve la espera del día de la quincena...

Es verdad, si el trabajo fuera bueno, la gente rica lo acapararía todo para ellos...

O si fuera tan bueno, pagaríamos por trabajar y no nos pagarían por hacerlo...

Por eso cuando todo parece ser demasiado, Luis sale a la hora de la comida a comprarse un Sundae...

Por eso, cuando todo parece demasiado, surge una palabra mal escrita, que enriquece nuestro acervo de pifias ortográficas...

O como cuando Betty ya está cansada de que no llegue la gente a la que tiene que entrevistar y recibe una llamada de su novio...

Es como cuando yo paso por la librería, o cuando me estiro como gato, o como cuando me tomo un café a media tarde, mientras llueve sobre el piso de grava y todo se ve como nuevo...

D.

3 comentarios:

John Bauer dijo...

puts que rico, yo nunca he tenido esas escapadas

Pequeña Saltamontes dijo...

Detalles como esos le dan color a la vida.

Darina Silverstone dijo...

Hola Juan...

Ahora te dar�s la escapada de tu vida...

�Que sabroso!

Peque�a saltamontes...

Claro!

Ojal� algun d�a compartamos un helado, peque�a saltamontes, me caes harto bien.