Darina con alas

Censura en los blogs: una entrada en contra de la intolerancia

03 junio, 2008
Desde hace un par de días he platicado con el Maestro Jorge Badillo, un profesional de las Ciencias de la Comunicación, sobre el problema que tuvo con la censura de una crítica que realizó a una obra de teatro: alguien alteró su blog para evitar que expresara su opinión sobre "Email, la cibercomedia"; una obra de teatro a la que asistió (de la cual no haré ningún comentario personal, puesto que no la he visto).

Afortunadamente, el maestro Badillo es un hombre de recursos y volvió a postear su entrada original; sin embargo, resulta preocupante que exista censura en casos así, ya que todos tenemos la libertad de expresar una crítica respecto a lo que nos gusta o disgusta; finalmente, creo que estamos llegando a unos extremos de intolerancia barbara, de los cuales se ven reflejados en actos de violencia (algunos de violencia física y otros de violencia simbólica, pero de cualquier forma, no por ello menos agresivos) .

Parece ser un signo de los tiempos que, mientras más posibilidades hay de expresarse, también más deseos hay de reprimir las expresiones del otro.

Este post es una muestra de solidaridad en contra de los hackers del mundo, sobre todo aquellos intolerantes que borran entradas por no coincidir con las opiniones ajenas... (Si, ya saben, los que vacían cuentas de banco en suiza no me caen tan mal)

Para más información de caso, visiten la entrada del Profe Badillo:


http://www.aweblog.org/censura-en-blogs-caso-a-weblog/

D.

3 comentarios:

Ladahir Mebarak Haddad dijo...

Caso curioso… debo confesar que atrae más mi atención la forma que el fondo.
El fondo de la censura es hipotético [puesto que ignoramos y creo que siempre ignoraremos la profundidad del abismo de la censura], y ha sido tratado con lucidez por muchos autores [víctimas de toda suerte de brutalidad, la mayoría de las veces].
Llama mi atención la forma, porque… dicho con todo el respeto que se merece el citado Maestro Jorge Badillo, ¿quién demonios se toma la molestia de craquear un blog para borrar la crítica a una obra de teatro?
Por lo visto, los hay y al parecer, “alguien” ah dado una palada más para ahondar el profundo fondo de la censura.

Mar dijo...

Jajá, los que vacían cuentas de banco...

Chale.

El artículo seis de la constitución extiende el derecho a la expresión.

¡¿Y dónde está reflejado?! Al final, vamos a terminar todos como en los tiempos porfiristas. Escribiendo bonito sobre todo para que no nos censuren lo que publicamos.

Ash.

Darina Silverstone dijo...

Ladahir:

Si... es un caso extraño, yo me sorprendí tanto como tú.

Mar:

Tu escribes cosas polémicas, Mar. Por eso me pregunto ¿que callo habrá pisado el profe Badillo?

D.