Darina con alas

Falta de práctica

28 julio, 2008
Dicen que hay cosas que son como andar en bicicleta... Nunca se olvidan.

Pero los labios se desacostumbran a los besos.

Las manos pierden práctica en las caricias.

Y por más que las miradas intenten aguzarse, hay cosas que deben de prácticarse nuevamente para ser efectivas.

Yo quisiera que mis labios estuvieran mejor domesticados, para que después de una sequía y un llanto pudieran ser dóciles y suaves.

Pero a veces encuentro que se vuelven agrestes y no puedo dirigirlos hacia tus labios.

Yo quisiera que el tiempo se detuviera a veces, para detenerme a pensar lo que hago.

Pero a veces no quiero que el tiempo se detenga, para seguir prácticando el besarte, que el tiempo corra y pase de tus labios a mis labios, hasta hacerlos acróbatas nocturnos, en medio del naufragio.

D.

3 comentarios:

Mar dijo...

¿También las vaginas se vuelven agrestes cuando escasea la práctica?

Darina Silverstone dijo...

Ah...

Excelente pregunta, Mar.

Como diría Susana Giovannini: "Es un buen tema para tesis"

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

Justo entre hoy y ayer cumplí un año desde la última vez que me besaron en los labios. Es un poco raro saber exactamente cuánto tiempo ha pasado, pero bueno, son cosas que no se planean. El caso es que alguna vez escribí en mi blog algo sobre que a veces duraba hasta días sin decir una palabra porque me quedaba sola en la casa y que de repente me daba miedo el olvidar como volver a hablar.

Me salía algo ronca la voz al principio, pero a final de cuentas recordaba cómo hacerlo.

Así que... recordaremos cómo hacerlo.

Respecto a la pregunta de Mar, creo que sí se nota un poco la falta de actividad, pero no por que se vuelva terreno agreste en el sentido estricto de la palabra :P