Darina con alas

Abrir la conciencia

18 abril, 2009
- Conocí a un hombre - me dijo - que había realizado viajes para conocer a María Sabina, pero ya no la encontró. En cambio encontró a muchos de sus discípulos, quienes le dieron hongos alucinógenos y le explicaron algunos de sus efectos.
Después este hombre realizó experimentos en una cámara de Gessel. La idea era saber cual era el efecto de los hongos alucinógenos en personas con ceguera. Entrevistaron a dos muchachos, uno de ellos era ciego de nacimiento, así que tras ingerir los hongos sus alucinaciones fueron sobre todo auditivas...
Pero el caso que fue más interesante fue el de otro muchacho, que había quedado sordo después de una enfermedad. Al ingerir los hongos pudo hacer una descripción del cuarto en el que estaba...
Lo más curioso fue que el muchacho describió que, en el cuarto, había un cuadro, el cual no vieron los científicos... pero el hombre que laboraba de manera habitual en dicho lugar aseguró que antes de remodelar esa habitación habían tenido un cuadro.
Cuando le pidieron al joven que lo describiera, el no logró hacerlo... pero eso fue sólo hasta que el hombre que conocía el cuadro entró a la habitación y en ese momento el chico pudo ver el cuadro... Al parecer podía captar el recuerdo del cuarto que tenía aquel hombre...
Me acordé de el capítulo de Los Simpson, donde Lisa es sumergida en el tanque de privación sensorial para ponerse en los zapatos de su padre...
También pensé en ese capítulo de Fringe donde la agente especial del FBI, Olivia Dunham, es convertida en un receptor adrede, con la finalidad de que su compañero de equipo le transmitiera por telepatía la descripción de su agresor.
Los impulsos electromagnéticos que producen el pensamiento aún no son del todo comprendidos, pero la posibilidad de sincronizarlos es un tema de la ciencia ficción que ha sido plasmado muchas veces a través de los diversos casos de telepatía...
Lo cierto es que, su pudieramos leer el pensamiento de las personas, poco espacio quedaría para la privacidad, puesto que la mente es nuestro último refugio y al ser sorprendidos en la intimidad de nuestro pensar el ser humano estaría desprotegido en muchos sentidos.
Lo que pensamos es poderoso y, en las manos equivocadas, puede ser peligroso.
Después de todo, el problema de abrir la conciencia, es que no sabemos que cosa puede escapar...
D.

2 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Genial tu última frase.

Y a decir verdad, las personas que son capaces de ver "más allá de lo evidente" o de leerte, no son del agrado de los demás.

Será que inconscientemente tratamos de proteger lo único que sabemos que no nos pueden quitar.

Lo malo es que aunque podría tener aplicaciones para el bien no faltará quien lo use para el mal.

Darina Silverstone dijo...

Pequeña Saltamontes:

"Es la condición humana" diría mi padre.

D.