Darina con alas

La otra orilla

08 junio, 2009
Dicen que el pasto del vecino siempre es más verde. Y cuenta la leyenda que, la familia que miraba hacia arriba de la colina pensaba que los vecinos tenían ventanas de oro, cuando era sólo el reflejo del sol en los postillos. Cuando fueron a visitar a los vecinos de la colina, se dieron cuenta de que era su propia casa la de los postillos de oro.

También está el cuento del pájaro azul, que vivía en la casa de unos niños muy inconformes, que no se habían percatado de la existencia de esa ave en su jardín...

El caso es que la inconformidad rige nuestros destinos y la duda es nuestra compañera siempre.

Estoy en la otra orilla de donde me encontraba el año pasado y empiezo a extrañar el trabajo, porque... ¿No era acaso genial tener un cheque al final de cada quincena?

En la mañana pensaba en eso... En lo relativo que es el tiempo, el dinero, el amor, la salud, la paz, el éxito, la felicidad.

Siempre estamos mirando hacia la otra orilla, pensando en lo que nos falta, porque siempre estaremos en falta.

D.

4 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Tienes muchísima razón en lo relativo que son muchas cosas.

Sobre todo el dinero :P

Una semana vives con $50.00 y otra te los gastas en un día en una chuchería.

Muy cierto. Siempre estaremos en falta >_<

Vivienne dijo...

Cielos eso es verdad siempre algo falta no habra manera de solucionarlo...

[^Italian_Angel^] dijo...

Es cierto, la inconformidad nos sigue, nos alimenta, nos empuja tambien.. Pero es eso tan malo?
Quiero decir, cualquier cosa en extremo es mala y sin embargo, un poco de inconformismo nos lleva a no estancarnos nunca.

Llegue a esta calle por calles aledañas como dice tu blog..
Me alegra haber llegado, espero seguir compartiendo opiniones

Saludos

Darina Silverstone dijo...

Saltamontes:

Sé que has pasado por eso, Salta...

Gracias por visitarme.

Vivienne:

Creo que no hay manera de solucionarlo.

Italian Angel:

Creo que el espíritu de búsqueda en el ser humano es una cualidad... Que bueno que has llegado por las calles aledañas, se bienvenido cuando quieras por acá.

D.