Darina con alas

Hermanos

10 julio, 2009
Hoy volví a ver Gattaca.


Algo que me gusta mucho de esa película es la manera en que se muestra la relación de competencia entre los hermanos.


Y es que, como la mayor parte de los hermanos mayores, yo soy el resultado de un primer intento de mis padres de ser padres, de establecer sus reglas, de hacer las cosas a su manera.


Mi vida empezó cuando ellos empezaron como pareja y por tanto tuve algunas limitaciones y algunas ventajas. Para empezar, mis padres ni siquiera tenían televisor cuando decidieron ser pareja y mi madre no trabajó hasta mucho después.

Así que tuve más de lo que ahora llaman "tiempo de calidad".

Pero mi hermana tuvo algunas comodidades y se dio algunos gustos que llegaron después y que para mí ya no resultaron importantes...

Eso, y que yo haya salido a la familia de mi madre y mi hermana a la de mi padre, abrieron sendas distintas para las dos...

Pero la competencia siguió.

Claro, cada quien en su carril, luchando por cosas distintas, con intereses que más bien son divergentes...

Pues para mi hermana ir a comprar zapatos es un deporte, mientras que para mí es una tortura medieval... Mi hermana es buenisima haciendo amistades y mis amigos se cuentan con los dedos. (Recientemente creo que puedo incluir los dedos de los pies... pero si, son poquitos).

Creo que hacer competencias de nado es más sano que hacer competencias de comprar zapatos...

Una vez hice una competencia de comer pizza con mi hermana. Yo gané...

También comí hasta que supe que había pasado el punto de no retorno.

Justo como en Gattaca.

Ja. Creo que no es lo mismo pero el caso es que... las relaciones entre hermanos son dificiles. Y a veces pueden volverse hasta peligrosas...

D.

2 comentarios:

Onminayas dijo...

Tu entrada retrata la relación entre hermanos de una familia típica familia. Con la cual me siento identificado.

Y sin poder extrapolar las estadísticas de nuestros dos ejemplos, sigo entendiendo que cada persona siempre será un mundo. Y que los hermanos, además de participar de esta máxima, comparten afinidad genética.

Me encanta tu especial ironía para relatar las cosas.

Bsss

Darina Silverstone dijo...

Onminayas:

Hay dos clases de mentiras: las piadosas y las estadísticas.

D.