Darina con alas

Senderos

09 julio, 2009
Me gusta el reino de las ideas, me siento cómoda en él, puedo brincar de una a otra y puede parecer errático mi comportamiento.

A veces lo es, de hecho...

A veces quisiera que mis ideas pudieran llegar a otros como yo llego a ellas, pero sé que el pensamiento humano tiene muchos caminos y se bifurca en senderos que no siempre llegan al mismo lado.

Y cuando coincido, en los senderos de la vida, no dejo de asombrarme de encontrar a alguien frente a mí, mirandome con certeza.

Perdón por desviarme del camino y por lanzar guijarros al agua que sólo crean ondas que enturbian la paz del estanque. Quisiera que mis palabras fueran flechas que no se desvían, trazos seguros y firmes, carreteras que llevan a puertos seguros.

Muchas veces me pierdo. Y es cuando me siento perdida, lejana, distante.

Y siento que mi voz se disuelve.

Es cuando tengo que disculparme, por no decir, por no cumplir, por no alcanzar la meta de tu entendimiento, por perderme en el laberinto de letras, de palabras, de frases incompletas que querían decirte cosas que mi boca no alcanza.

Quisiera decir muchas cosas y luego lanzo sólo un suspiro y me siento abochornada y triste, melancólica o distraída y quiero irme o correr o dormir mucho tiempo, hasta que las letras sobre el agua se aclaren y me digan a donde ir.

D.

2 comentarios:

Onminayas dijo...

Son tantos los sentimientos que deseamos expresar que a veces se van agolpando en la antesala de nuestros labios, algunos quedan allí resignados, otros se lanzan furiosos al vacío, y otros se despeñan sin poderlo evitar.

Pero yo, al menos, siempre me alegro de que puedan estar ahí, pues me hacen sentir vivo. Aunque sea triste, como tú dices, no poderlos expresar a veces como uno deseara.

Darina Silverstone dijo...

Onminayas:

¿Será por eso la frase de "Pienso, luego existo?"

A veces quisiera hacer más que pensar...

D.