Darina con alas

Teotenango: tierra de los papalotes de plástico

02 agosto, 2009
Ayer fui a Tenango del Valle, población del Estado de México que queda aproximadamente a 26 kilométros de Toluca, la capital del estado, y a dos horas y media de la ciudad de México.

O sea, aquí cerquita.

Cerca de Tenango del Valle, está la zona arqueológica de Teotenango, que por azares del destino quedó en manos del Instituto Mexiquense de cultura, en lugar de quedar a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El resultado es que la entrada es más barata, las cédulas menos extensas y hay una vereda comunal por la cual las personas de Tenango del Valle pueden entrar a la zona arqueológica sin pagar y van a volar papalotes (cometas, les llaman en otras partes) y llevan a pastar a sus borregos.

Mientras estabamos allí, un par de niños de menos de siete años subieron a lo alto de la pirámide con un papalote hecho de una bolsa de plástico cortada en forma de rombo, con pedacitos de plástico como cola del papalote. (El invencible, el más barato).

Voló muy alto, debo decir.

Como siempre, la consigna era "buscar el sitio más escarpado y extremo para bajar de la zona arqueológica", así que mi padre dio con la consignada vereda y por allí llegamos al centro de la población.

La zona arqueológica de Teotenango consiste en una serie de conjuntos piramidales de piedra, para llegar arriba hay una rampa bastante empinada y no apta para cardiacos, que puede ser recorrida en unos 15 a 20 minutos, dependiendo de la condición física del paseante.

Los pobladores originales de Teotenango mantenían su economía en asociación con los Teotihuacanos, por lo que cuando esta ciudad fue en decadencia, Teotenango también sufrió estragos en su economía.

Actualmente, Tenango del Valle es una población mucho más pequeña que su vecino, Metepec, donde también fuimos a comer y a visitar algunos de los muchos puestos de artesanías de la población...

De Metepec, debo decir que se ha convertido en una zona conurbada de Toluca, puesto que la distancia que separaba a estos dos centros urbanos ha quedado borrada por la gran cantidad de zonas residenciales y plazas comerciales...

El centro de Metepec es bonito, con todo, tiene una fuente con luces (seguramente en la noche arman algún tipo de espectáculo de fuentes danzantes) y un puente para que atravieses la fuente... La iglesia principal está en alto y tiene una vista bastante completa de la zona centro, además de estar adornada con un mosaico monumental de barro vidriado de colores.

Hay varios restaurantes pintorescos en el centro de Metepec, que dan a la plaza principal y al palacio municipal.

Enfrente de la plaza se puede encontrar un mercado tradicional, donde es posible adquirir pan típico, chorizo verde y cecina. Muy buena cecina, hoy la comimos y le doy mi voto de calidad.

El camino de regreso de Toluca a la ciudad de México se realiza por el bosque conocido como la Marquesa y la zona de corporativos de Santa Fe, lo cual también representa un interesante contraste para rematar el día.

D.

1 comentarios:

Vian dijo...

qué ganas de conocer... estoy de paso ahora, pero entre trabajo y tour estoy cerca de tulum... A Chichen iré, claro... aunque estoy tratando de entrar a Chichen viejo...
algún día se hará, con calma.
Saludos.