Darina con alas

Comida para un funeral

11 septiembre, 2009
El día de hoy tuvimos una pérdida en la familia. Mis papás acudieron a darle el pésame a mi prima y me dejaron encargada de preparar la comida para cuando ellos regresaran. Soy malísima dando el pésame. Cocinando apenas soy un poquito mejor.

Mientras batía las claras del huevo y se formana una esponjosa textura en el recipiente, hasta quedar "a punto de turrón", no pude dejar de pensar en que los huevos también son posibilidades de vida que no se concretaron y finalmente acabaron en mi refrigerador.

Nietzche mencionaba, citando al dios Dioniso, que la mayor dicha que puede tener el ser humano es "No nacer y la segunda cosa mejor, es morir joven".

Claro, eso no se lo podría decir a la familia que sufrió la pérdida; quizá por eso no me llevaron...

Mientras intentaba que las coliflores se sumergieran en el capeado, sin perder la forma, recordaba todos esos formulismos y frases hechas con las que la gente quiere reconfortarte: "lamentamos su pérdida", "nos unimos a su dolor", "mi más sentido pésame".

En momentos así uno sólo quiere largarse bien lejos, pero tienes que quedarte allí a recibir todos los abrazos a escuchar todo eso...Formulismos, nada más.

El aceite chisporroteaba demandando mi atención, pues ya estaba listo para recibir las coliflores capeadas y traté de imaginarme el despertar de mi prima, para enterarse de la noticia. Sentí un hueco en la boca del estómago y se me quitaron las ganas de seguir cocinando o siquiera de comer.

Dicen que cada bebé que llega al mundo es una muestra de que dios no ha perdido la esperanza en nosotros. ¿Será que cada bebé que no llega es un suspiro en el que dice "la verdad estoy a punto de perderla"?

Ese bebé nunca jugará con su hermano, ni será sostenido en brazos por su abuelo. Ese bebé no se enteró del país en donde le iba a tocar nacer, ni del mundo en que le iba a corresponder vivir.

Quizá, como estaba sumida en mis pensamientos, no me había percatado de que la casa estaba llena de humo hasta que me empezaron a lagrimear los ojos. Apagué el fuego y abrí la puerta del patio, para que el humo pudiera escapar.

Saqué las últimas coliflores del sartén y traté de componer el desastre.

Ese bebé ya nunca probaría un plato de comida medio quemada, ni uno bien hecho.

Decidí mejor preparar espaguetti, que es más fácil.

Mis papás acudieron a darle el pésame a mi prima, pero nosotros tenemos que seguir viviendo.

D.

6 comentarios:

Onminayas dijo...

Ciertamente, cualquier perdida es sentida. Pero la de una vida incipiente causa especial dolor.

La próxima vez que hagas coliflor (no tiene que haber pésames de por medio) prepáralas al ajoarriero. Tendrás menos posibilidades de que te arda la casa.

Besos.

Pequeña Saltamontes dijo...

Qué difícil.

Tampoco soy buena para esas cosas.

Pienso ¿qué desearía que me dijeran a mí?

Ciertamente, no palabras ni frases hechas.

Lo cierto es que la vida sigue y que la muerte es inevitable y algo que no podemos cambiar. Y que pensemos en ello ahora o no y lo queramos o no, el tiempo irá mellando los recuerdos y el dolor.

Lo hará, a veces más pronto y a veces más lento.

Pensando en ello, concluí que lo mejor que se puede decir es "te deseo una pronta resignación", así, sinceramente, aceptando que no hay nada por hacer más que seguir adelante.

Pero bueno... como dices, hay cosas que no se considera propio decir u_u

Mar dijo...

Nunca había pensado en ello.
Que cada embarazo que no llega a término o cada niño que muere en sucuna, es directamente proporcional a la pérdida de la fe de Dios en la humanidad que creó.

¡Qué triste!

Mejor pensemos como Nietzsche. Aunque sí: No es el mejor consejero para frases de aliento en funerales.

¿Sabes cocinar espagueti? Qué bien. Porque las coliflores capeadas no me gustan nada.

fher dijo...

Soy un desastre para dar pésames. Para cocinar tal vez menos.
Me hiciste pensar mucho en dios y su pérdida de esperanza en nosotros. Creo que debe ser el único que aun ¿no la pierde?

Besos

Darina Silverstone dijo...

Onminayas:

Ajoarriero... Vaya, al rato tendremos que compartir recetarios! Suena bien.

Pequeña:

A veces creo que la falta de diplomacia puede servir para romper el hielo. Pero no siempre funciona.

Mar:

Si, el espagueti nunca se me ha quemado, ni nada así... generalmente me sale bien.

Fher:

Que curioso, lo último lo dijiste entre signos de interrogación.

D.

Aradia dijo...

me gusto mucho leer esto

ando buscando que cocinar para un funeral que se me viene manana...

y estaba pensando en espaguetti tambien