Darina con alas

Año nuevo, nueva visión

31 diciembre, 2009
Ayer fui a cenar con mis padres y ellos comenzaron a interrogarme sobre mis planes...

Resulta que en una especie de horror vacui, mis padres no soportan que empiece un año sin propósitos.

Pero en honor a la verdad, no tengo nada que declarar.

Hoy fui a recoger mis lentes y, de camino, pensaba en lo que podría desear mientras saboreo mis primeros alimentos del 2010.

12 uvas para desear...

¿World Peace? Lo deseo, pero creo que cada quien debe de aportar su pedacito de paz al mundo.

¿Amor? Nah, ya lo he deseado muchas veces. Mejor me dispongo a ver que pasa.

¿Dinero? El dinero va y viene; afortunadamente nunca me ha faltado dinero para las cosas que de verdad importan.

Salud... Si, realmente me gustaría poder estar saludable. Quizá eso sea lo único que pida y es lo que les deseo a todos ustedes, porque con salud podrán disfrutar de todas esas cosas con las cuales la vida nos sorprende cuando no cumple lo que deseamos y a cambio nos da un montón de cosas distintas, que no esperabamos.

D.

3 comentarios:

Juan dijo...

¿vieras que olvidé desear algo? es una convención social taaan tonta, prefiero ponerme metas diarias y lograrlas, o a poco crees que la gente en marzo se acurda de sus famosos propósitos? ¿pues a quién chingaos quieren engañar?

Pero bueno, igual es una de mis celebraciones favoritas, jje

saludines, feliz 2010!!! =D jiji

Mar dijo...

Yo creo que la salud es el principio del placer.

Así que gracias por tus buenos deseos.

Darina Silverstone dijo...

Juan:

Yo hago listas de pendientes.

Y me encanta tachar cosas de la lista. Pero la renuevo mucho más seguido que cada año.

Gracias por tus buenos deseos.

Mar:

El principio del placer... eso es un libro, recomendable.

Te deseo muchos zapatos, también...

D.