Darina con alas

Cómo helado al sol

14 mayo, 2010
Como tengo ganas de pensar en cosas felices, he decidido dedicarle algo de tiempo a los helados...

Y es que la imágen de depresión pega con la del bote de helado.

Hoy me siento suave y plácida, deslizandome, como helado al sol...

Mi momento favorito de mi viaje a Orlando fue el espectacular bufette donde había más de 50 sabores de helado y podías servirte de manera indiscriminada...

Últimamente he pensado en el helado napolitano: tres sabores y un equilibrio perfecto.

Me pregunto si el mezclar sabores habrá nacido en Napoles.

Gelatto...

Alguna vez mi padre quiso comprarse botes de nieve, para aprender la técnica con la cual se preparaba la nieve de limón...

¿Y tú nieve?

D.

3 comentarios:

Karla Preciado dijo...

Yo amo la nieve de garrafa... y mi sabor favorito es la de chongos zamoranos. Leer tu entrada provocó que comenzara a salivar.

Saludos!

KAZVEL dijo...

Curioso, a mi me gusta el napolitano, gustas?

Darina Silverstone dijo...

Karla:

¿Cómo es la nieve de garrafa?

Ah, los chongos zamoranos son la onda. ¡Quiero!

Kazvel:

Si! Yo llevo los barquillos.

D.