Darina con alas

Lluvia

10 julio, 2010
Me voy medio segundo y cambian la barra de navegación de Blogguer!

Bueno, más allá de mi asombro, les dejo esta breve reflexión lluviosa.

Me encanta la lluvia, siempre y cuando mis calcetines permanezcan secos.

...

Las gotas de lluvia brillan en mi suéter café
y recuerdo un momento específico de tu beso:
un momento de reconfortante espera,
un sostenido arpegio del deseo, desenvolviéndose.

La lluvia brilla en la acera oscura,
las paredes atenúan el repicar de las salpicaduras
y una canaleta desliza el agua por la pared
como tus manos recorren mi espalda.

La lluvia es lenta, lava los recuerdos,
limpia la capa de civilidad que nos mantenía lejos,
borra la delgada línea de la prudencia,
nos vuelve fieras, animales, bestias mordiéndonos.

La lluvia escurre de mis calcetines mojados,
has despojado mis pies de sus zapatos
y mi boca de sus pretextos,
ahora sólo queda el olor a tierra mojada: creas recuerdos.

Vas a mojar con tu lluvia mi cuenco,
vas a consagrar tu saliva en mi espacio,
vamos a agradecer, a bailar, a recitar besos,
vamos a mojarnos en la lluvia, hasta perdernos.

Mi nombre y tu nombre quedan deslavados:
¿Qué más da como te llamas, como nos llamamos?
Eso fue ayer, hoy la lluvia nos ha dado nombres nuevos:
Adán, Eva, Lucifer, Lilith...

Hoy la lluvia nos bautiza, nos renueva...
has templado mi carne con tu fragua de lluvia:
salpicaduras me recorren y soy carne tibia
soy vida y tierra mojada, ¿lloro, acaso?
Será de alegría.

D.

4 comentarios:

Juan José Mérida dijo...

Y pensar que aún conservamos ese miedo ancestral del diluvio y corremos en cuanto empieza a llover.

Cómo siempre, excelente.

Saludos.

P.S. Me gusta una frase, no recuerdo dónde lo leí pero te la paso: "Abrir un paraguas es como dispararle a la lluvia".

Darina Silverstone dijo...

Juan José Mérida:

La frase es de Ramón Gómez de la Serna, autor del concepto de greguerías, tiene varias muy buenas!

Muchas gracias por pasar por acá.

D.

histerio 1.1.7 dijo...

Nunca Quieta, siempre incazable como la lluvia, es tu imaginación entrañable y querida Darina.

Atte. Histerio 1.1.7

Darina Silverstone dijo...

Histerio 1.1.7.

Wow! Me siento inspirada. ¿Sabes? 117 era el número de mi secundaria.

Que maneras más curiosas de recordar tiene uno...

D.