Darina con alas

12:30, memorias de Cenicienta

11 septiembre, 2010
El bar 12:30, ubicado en la calle de Amberes número 13, me recibió para el cumpleaños de una amiga.

Como siempre, tenía que regresar temprano a casa (o hacer el intento: ya les dije que el barrio donde habito no es ninguna pradera, así que mientras más temprano regrese, mejor).

Pero la noche era tibia y llevaba mi ropa concedida por mi tía-hada-madrina: un conjunto de falda y chamarra de cuero negro, que incluso hace pensar que tengo alguna idea de cómo vestirme.

Tenía ganas de divertirme.

La populosa calle de Amberes está llena de sitios de "ambiente", es decir, frecuentados por personas con preferencias homosexuales... Así que el bullicio y la música se desbordan de las terrazas.

Entré al 12:30 y me llamó la atención su decoración en blanco, negro y rojo. El lugar es muy agradable y tiene pequeñas salitas estilo Lounge.

Por desgracia, a las 21:00 horas, ni siquiera la festejada había llegado, así que tomaba una piña colada en la terraza del bar, mirando la fiesta de enfrente. Mi piña colada se terminó, así que le llamé a la festejada para saber si ya venía en camino.

Cuando marcaba, apareció mi amiga y le entregué su regalo; platicamos un rato, pero de los invitados ni señas...

A eso de las 22:00 horas llegó la primera invitada: una chica que estudió comunicación, igual que yo, pero cuando supo en donde había estudiado me dijo: "Se nota".

¿Y cómo lo notó? Apenas y habíamos intercambiado dos palabras. En particular la gente tan prejuiciosa me desagrada, así que decidí concentrarme el lo siguiente de la lista: pedir un trago coqueto e ir a casa.

De hecho, ese fue el mayor logro, porque pude tomar el primer Cosmopolitan de mi vida.

Dicen los conocedores locutores de "El fin del mundo" que este es el equivalente adulto de bailar con el chambelán.


Esta Cenicienta estaba tan entusiasmada con el tema que incluso le tomé una foto y pasé un par de minutos arreglandola en el Photoshop...

Y eso claro, fue cuando llegué a casa, antes de las 12:30.

Le pondré tres estrellas al 12:30, en primera porque no me gusta la música que ponen, aunque la decoración del lugar es bonita... y además, debemos admitir que es un bar demasiado "De ambiente", no apto para homofóbicos.

D.