Darina con alas

Suave Patria...

16 septiembre, 2010
Hoy, aniversario de 200 del comienzo por la lucha de la independencia, el pueblo de México amaneció con tremenda resaca, porque, como dice el señor Rinobod, "no les alcanza para libar más finos licores..."

Yo desperté sin resaca (porque bebí muy poco en el festejo familiar) y prendí el radio.

La voz de Teresa Aviña (Tere Aviña, pa´los cuates) recitaba una de las poesías más bellas que se han compuesto para México...

Más allá de las chapuzas que hicieron ayer Sergio Sepúlveda y Jorge Zarza en su zafio intento de recitar, la voz de doña Tere me sonó maravillosa.

Y es que, para quien no conozca la poesía de don Ramón  (¿sería coincidencia que el Tequila que tomé ayer se llamara igual) López Velarde, "Suave Patria" está llena de hermosas imágenes... muchas de ellas de un México que ya no existe y otras tantas, de uno que está lejos de esta urbe de innegables contradicciones.

Pero esta tarde, sentada en una banca verde del parque, trataba de entrar en contacto con mi patria, con esa que aún rescato...

Suave Patria

(fragmentos)

Suave Patria: permite que te envuelva
en la más honda música de selva
con que me modelaste por entero
al golpe cadencioso de las hachas,
entre risas y gritos de muchachas
y pájaros de oficio carpintero.

PRIMER ACTO

Patria: tu superficie es el maíz,
tus minas el palacio del Rey de Oros,
y tu cielo, las garzas en desliz
y el relámpago verde de los loros.

Patria: tu mutilado territorio
se viste de percal y de abalorio.

Suave Patria: tu casa todavía
es tan grande, que el tren va por la vía
como aguinaldo de juguetería.

Y en el barullo de las estaciones,
con tu mirada de mestiza, pones
la inmensidad sobre los corazones.

¿Quién, en la noche que asusta a la rana,
no miró, antes de saber del vicio,
del brazo de su novia, la galana
pólvora de los juegos de artificio?

Tu barro suena a plata, y en tu puño
su sonora miseria es alcancía;
y por las madrugadas del terruño,
en calles como espejos se vacía
el santo olor de la panadería.

Cuando nacemos, nos regalas notas,
después, un paraíso de compotas,
y luego te regalas toda entera
suave Patria, alacena y pajarera.

Al triste y al feliz dices que sí,
que en tu lengua de amor prueben de ti
la picadura del ajonjolí.

Trueno de nuestras nubes, que nos baña
de locura, enloquece a la montaña,
requiebra a la mujer, sana al lunático,
incorpora a los muertos, pide el Viático,
y al fin derrumba las madererías
de Dios, sobre las tierras labrantías.

Trueno del temporal: oigo en tus quejas
crujir los esqueletos en parejas,
oigo lo que se fue, lo que aún no toco
y la hora actual con su vientre de coco.
Y oigo en el brinco de tu ida y venida,
oh trueno, la ruleta de mi vida.

SEGUNDO ACTO

Suave Patria: tú vales por el río
de las virtudes de tu mujerío.
Tus hijas atraviesan como hadas,
o destilando un invisible alcohol,
vestidas con las redes de tu sol,
cruzan como botellas alambradas.

Suave Patria: te amo no cual mito,
sino por tu verdad de pan bendito;
como a niña que asoma por la reja
con la blusa corrida hasta la oreja
y la falda bajada hasta el huesito.

Tu imagen, el Palacio Nacional,
con tu misma grandeza y con tu igual
estatura de niño y de dedal.

Suave Patria, vendedora de chía:
quiero raptarte en la cuaresma opaca,
sobre un garañón, y con matraca,
y entre los tiros de la policía.

Si me ahogo en tus julios, a mí baja
desde el vergel de tu peinado denso
frescura de rebozo y de tinaja,
y si tirito, dejas que me arrope
en tu respiración azul de incienso
y en tus carnosos labios de rompope.

Patria, te doy de tu dicha la clave:
sé siempre igual, fiel a tu espejo diario;
cincuenta veces es igual el AVE
taladrada en el hilo del rosario,
y es más feliz que tú, Patria suave.

...

Tomo un respiro. Mañana será otro día, sin excusas bicentenarias y habrá que pensar como construir los siguientes 100 años de esta patria.

D.

2 comentarios:

Ignacio L. Avina dijo...

Verdad que Tere Avina es espectacular ?. Soy su fan # 1 desde que ganaba todo concurso de oratoria y declamacion en la EBC. Es mas desde que dijo su primera poesia a los 5 anos en el Teatro del Bosque y el publico le hizo repetir 5 veces.

Darina Silverstone dijo...

Ignacio:

Nunca la había escuchado recitar, pero en verdad me sorprendió.

Gracias por la visita!