Darina con alas

Una historia de conquista

15 septiembre, 2010
Me pareció interesante el debate que se armó en las redes sociales "a favor" y "en contra" de festejar las fiestas patrias...

Debido a todos los hechos de violencia que hay en México, a muchos ciudadanos les parece un abuso el dispendio con que el gobierno gastó los fondos públicos.

Creo que a este debate le ha faltado la visión histórica de que, desde antes de ser México, en el territorio en donde actualmente vivimos había pueblos guerreros, reinados en donde la guerra y los tributos eran la base de la economía.

Con la llegada de los españoles la hibridación y mezcla de las distintas culturas que arribaron desde ultramar hizo a la población del territorio de la entonces "Nueva España", más complejo. Esos años de incubación de lo que sería el pueblo mexicano estratificaron a la sociedad, marcaron el origen de la comida, de muchas tradiciones, fundaron también algunos de los mitos que hasta ahora unen a los mexicanos como pueblo, como la leyenda de la Virgen de Guadalupe, un símbolo de la figura más recordada por los mexicanos como propia...

El comienzo de la lucha por la Independencia del territorio mexicano fue gestado en el seno de conspiraciones políticas y las primeras proclamas independentistas revelan que los intereses por el poder de estas tierras no siempre fueron tan claros como los pintan los libros de texto.

Del mismo modo, al revisar la historia que originó hace 100 años el inicio de la Revolución mexicana, se encuentra una serie de acontecimientos lamentables, que motivó esta lucha armada, la cual avanzó a oscuras por varios años, de violencia y saqueo: la bola.

México es una nación joven, tanto por su constitución demográfica cómo por los años que tiene como país independiente; tendemos a centrarnos en puntos particulares y perder de vista que, desde nuestro origen como nación hemos luchado, pueblos guerreros unidos en territorios, compartiendo espacios sin tener un claro proyecto de hacia dónde vamos como nación, de qué queremos ser.

La conquista más difícil es la del propio espíritu.

Y esto también aplica para una nación.

D.

1 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Bien dicen que el juez por su casa empieza.

Acá en la Universidad hay una situación que me molesta bastante.

Y es que le chiflan a toda chica que pasa por el patio, lo que obliga a las que no quieren ser objeto de esa humillación a caminar por los pasillos laterales.

Cuando les llamo la atención por eso, me alegan que "es una tradición".

En fin, el punto es que las veces que he querido tomar medidas he sido ignorada.

Y pienso en el mensaje que las autoridades de la Universidad, al no tomar cartas en el asunto, le transmiten a los muchachos.

Ellos ya no tienen respeto por la autoridad y quienes queremos que la autoridad haga algo terminamos desilusionados.

Y es como dices, nadie está dispuesto a hacer la diferencia.