Darina con alas

Ventanas

06 septiembre, 2010
Hoy, de camino a la oficina, me quedé maravillada mirando las ventanas.

Alejé mis ojos de la acera y subí al primero, segundo, tercer piso, para ver ese logro de la arquitectura y el diseño.

Las primeras casas tenían puerta, pero fue un descubrimiento tener ventanas.

Aire, luz, macetas, cortinas, encajes, balcones, herrajes...

Tantos beneficios estéticos se ganan con las ventanas...

Cuando pienso en ventanas, también pienso en la esperanza: "dios no cierra una puerta, sin abrir una ventana".

Cuando pienso en ventanas, pienso también en multitareas (no en balde el famoso y rico programador llamó "Ventanas" al sistema operativo que transformó las computadoras de algo "de nerds" en algo accesible para todos.

Las ventanas nos permiten respirar, asomarnos, recibir serenata... colocar un tablón entre dos edificios... (Cortázar dixit)

Me encantan las ventanas, sus adornos, sus cristales...

Cada vez que abro una ventana, pienso en las posibilidades que se extienden... y quizá, sólo quizá... en la oportunidad de cruzar esa ventana y empezar en otro lugar.

D.

0 comentarios: