Harry Potter o la dificil transición hacia la gran pantalla

28 noviembre, 2010
Siempre que tomaba clases de apreciación cinematográfica en algún momento se planteaba la duda de ¿es posible llevar un libro a la pantalla grande de forma exitosa?

Los ejemplos de desastres eran muchos...

Los de éxitos muy pocos...

Y aún así, como parte de los retos de nuestro mundo alocado, esta práctica es cada vez más común...

Y en uno de esos experimentos Harry Potter...

El último libro de la saga de J. K. Rowling era un reto por donde se viera: después de tantas entregas el furor de los fanáticos que han leído y no la novela se tenía que desbordar.

La decisión fue partir la última entrega en dos...

Y esta primera parte intenta reflejar la desesperación que cunde en el reino mágico al desatarse la fuerza de los poderes maléficos: cuando el hastío de los héroes y su impotencia se muestra al máximo, pues están en un marasmo que los aisla además de sus seres queridos.

Es difícil retratar 120 páginas de inacción en 20 minutos de pantalla...

El mediano éxito de esto se expresa en la primera parte de la última película de HP: Las Reliquias de la muerte...

¿Mi parte favorita? Donde Hermione cuenta la historia de los tres hermanos y las Reliquias de la muerte... Un gran trabajo.

Cuatro estrellitas por hacer el intento... y a ver que pasa en la siguiente.

D.

2 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Una frase que leí una vez decía:

"No juzgues un libro por su película"

La verdad hay casos en los que la peli deja qué desear y otras en que de alguna manera cubre agujeros en el libro...

Pero lo cierto es que el libro casi siempre es primero y siempre será la historia original.

Darina Silverstone dijo...

Pequeña Saltamontes:

Que buena frase!

Vi una película futurista donde los escritores se entretenían haciendo versiones escritas de las pelis.

D.