Black Swan: los retorcidos caminos de la perfección

10 febrero, 2011
La película Black Swan, estelarizada por Natalie Portman, narra la historia de una competitiva bailarina que es elegida para protagonizar la conocida historia de "El lago de los cisnes".

El reto para ella es protagonizar "El cisne negro", la parte "oscura y descontrolada" del personaje "gemelo". El director de la obra le advierte que su desafío es dejar de lado su anhelo por la percepción, por lo que el personaje de Natalie luchará contra si misma contra los demonios que la acosan en su cabeza.

Los escenarios deprimentes y opresivos de la cinta, así como la luz fría que todo el tiempo envuelve a la protagonista hace muy convincente la sensación de que estamos ante un personaje bloqueado emocionalmente, así como la incomodidad que priva en la historia.

Vemos como la obsesión  de Natalie por obtener una actuación maravillosa la lleva a un borde peligroso, aunado a que los personajes que la rodean (el director, sus compañeras de la compañía de ballet, su propia madre) son asfixiantes.

El final deja un sabor amargo...

Definitivamente es una película fuerte y no la recomendaría para los débiles de corazón o para quien esté deprimido.

Cuatro estrellas y cordón azul.

D.

0 comentarios: