Sundae de Chocolate

29 marzo, 2011
Hoy me comí un Sundae de Chocolate a pesar de que tengo gripa.

Y es que a veces lo que nos hace mal se nos antoja tanto hacerlo...

La verdad creo que el deseo proviene un poco de la prohibición o la posibilidad de daño; nos gusta vivir al filo del peligro.

Hay días en que despierto con la breve impresión de que mi vida es una larga colección de errores. Luego reacciono y se me pasa. Me doy cuenta de que, efectivamente, los errores de mi vida son muchos... pero aún me quedan muchos más por cometer y por eso (y por las consecuencias de los errores) vale la pena levantarse de la cama...

Porque, ¿que chiste tendrìa salir de la cama si de verdad no pudieramos fallar o trinfar en nada más? Valdría más morirse.

Lo cierto es que aún quedan errores que cometer, besos por dar, helados por comer, pañelos bordados en los cuales limpiarse la nariz...

Y aún, en algún lugar, queda esa esperanza de volver a encontrar a quien amas, en el fondo de tu vasito de helado de vainilla con chocolate en la punta.

Si lo sabré yo.

D.