Darina con alas

Día del libro: ese rincón lleno de letras dentro de mi alma

23 abril, 2011
Hay libros por todas partes en mi vida desde siempre. El librero rojo que está en el cuarto de huéspedes fue una presencia constante en mi vida.

Las estanterías de libros más pequeñas, aquella que ahora tiene un olor familiar y antiguo, parecen aguardar algo, esperan mi llegada.

La fidelidad, paciencia, empatía, consentimiento, reconciliación, refugio, aliento, inspiración. Todo eso son para mi los libros, y en esta casa que comparto con ellos no cabe mi agradecimiento.

Aunque pretencioso de mi parte y seguramente injusto, proclamar una lista de mis libros favoritos podría ser un ejercicio interesante.

Es tan flaca la memoria y nos traiciona siempre en los momentos más inoportunos. Pero bueno, acá va:

Libro favorito de la infancia: Tengo un monstruo en el bolsillo

Libro favorito de la adolescencia: La insoportable levedad del ser

Libro favorito del 2010: Kafka en la orilla

Libro que me hizo llorar como niña al fina: Brida

Libro que no quería que se terminara y aplacé por meses: Las dos granjas

Libro que me despierta hambre: El Médico

Libro necesario para enamorados de las letras: La seducción de las palabras

Libro semiótico, mágico, musical: Me llamo Rojo

Libro de detectives para niños: Filo entra en acción

Libro de detective para cualquier edad: Asesinato en el Oriente Express

Historia de amor preferida: Son de mar

Historia de desamor preferida: Demasiado amor

Enciclopedia infaltable: El tesoro de la juventud

Libro de consulta infaltable: Diccionario de retórica y poética de Helena Berinstain

Por si ocupan.

D.

3 comentarios:

Juan dijo...

aaaaaaaah, tanto tiempo sin pasar que me da vergüenza!!!

interesante selección viniendo de una letrada y leída como tú!!jejeje

es bonito pensar en los libros y lo que nos han dejado =D

Juan dijo...

sobre el cambio de nombre... híjole... ps ta bine si te gusta a ti, jejeje

Darina Silverstone dijo...

Juan:

Espero que tengas ocasión de leer alguno. Si no, ya sabes que te los prestos.

D.