Darina con alas

Infancia

30 abril, 2011
Tuve una buena infancia. A veces creo que eso se refleja en todas las cosas que pasan después, pero también algunos grandes maleantes tuveron buenas infancias. Y buenas personas han tenido infancias nefastas.

Yo que sé, no conozco a todas las personas del mundo. Sólo sé que mis padres son buenas personas y procuraron, siempre en la medida de sus posibilidades, que fuera una niña feliz.

En días como hoy, que salen a relucir las cifras de la cantidad de niños que viven en las calles, de los que trabajan, de los que son explotados, de los que forman partes de redes de prostitución o se han perdido y nadie sabe si están vivos o no, me pongo a pensar en el concepto de Infancia.


Nos toca ver como los extremos se tocan. Pues así como hay niños en las calles, hay otros extremadamente mimados, que serán unos seres humanos horribles y egoístas, incapaces de ver por los demás.

Que dificil ser padre o madre. Que complicado educar y formar. Que complicado guiar en la vida.

Pienso en ello hoy y no me queda más que pensar en esas burbujas de jabón que mi madre me dejaba preparar. Me imaginaba que cada burbuja que salía era un mundo posible, de colores, que vivía y moría en un instante, estrellandose con algo o estallando por el propio desgaste de la superficie de agua jabonosa.

Así es como estalla la infancia de cada uno de nosotros, se va tornando en un recuerdo amarillo que se quiebra y la redonda esfera que queda, se seca al sol.

D.

2 comentarios:

Juan dijo...

hace una semana lei un cuento de Hesse llamaod "Augusto", dond ela madre de él pidió el deseo de que todos lo quisieran, y se volvió un hombre horibl, acostumbrado a obtener lo que quería de todos...

creo qeu no viene mucho al caso, pero estuvo bueno jejeje

Darina Silverstone dijo...

Niños odiosos.

D.