Darina con alas

Viejos amigos, nuevos amigos

01 agosto, 2011
En cosas que NO tienen que ver con Star Trek y el encargo familiar que me hicieron, debo confesar que este ha sido uno de los mejores fines de semana del año.

Pocas veces tengo actividades los 3 días del fin de semana y generalmente dedico uno de los días al encierro y la meditación trascendental...

Pero este fin de semana fue distinto.

El viernes tuve el reencuentro de mis compañeros de la preparatoria. Aunque no fue mi época preferida de la vida, me dio mucho gusto ver a las personas con las que pasé ese dificil trance que es crecer, conocerse a uno mismo y con quien, quizá nunca fui tan cercana porque me faltaba desarrollar mi empatía...

Durante la reunión conocí al novio de la anfitriona: me encantó platicar con alguien con una visión integradora de la cultura. Espero haber sembrado la semilla de una nueva amistad.

El sábado igualmente tuve una tarde deliciosa, en la Cineteca, viendo una cinta que merece una reseña aparte... Quizá la haré mañana.

Y mi compañía fue una mujer que conocí gracias a Twitter, de una riqueza interior maravillosa. Es una dama de la edad de mi mamá y me encantó pasar la tarde platicando con ella.

Finalmente el domingo fui a la Feria de la torta con mis amigos T. y D. con quien me encanta platicar, pues estudian un doctorado en letras y siempre tienen un tema de conversación.

Creo que nos alimenta mucho el conocer a nuevos amigos, recordar el por qué somos amigos de nuestros viejos amigos y no dar por hecho nada, pues toda amistad debe refrendarse con hechos, con cuidado constante, con las pequeñas cosas que van construyendo la vida. Momentos, risas, llanto, suspiros.

D.

3 comentarios:

Alejandra M. Fimbres dijo...

Que buen finde… Y sí, una amistad debe cultivarse toda la vida. Por más cliché que esto suene.

Abrazos desde el norte :D

Lumediana dijo...

Me gusta la manera como narras las cosas sencillas de la vida, las haces extraordinarias, pero sobre todo rescatas la medula de esos encuentros y de alguna manera quienes te leemos estuvimos alli tambien...

Pequeña Saltamontes dijo...

Yo siempre he querido ir a una reunión de exalumnos... no sé por qué acá no organizan esas cosas.

Es que últimamente he soñado a mis ex-compañeros.

Y no sé... siempre te da curiosidad saber qué pasó con el que te gustaba o con la creída, jeje.

¿Y la feria de la torta es realmente una feria de la torta?