Darina con alas

Los retornados

12 diciembre, 2014
El estigma de estar enfermo es algo que parece ser común en todas las sociedades y en todos los tiempos.

El enfermo es "el otro" que además de la tragedia de estar enfermo pone en peligro a todos sus seres queridos, que se debaten entre la posibilidad de ayudarle o la tentación de dejarlo morir y librarse de esa carga moral y financiera.

En "Los retornados", la enfermedad es aún menos aceptable, porque te convierte en un Zombie, un canibal capaz de matar todo lo que se mueva y te pone en un estado irreconocible.

Es así como empieza una de las películas más tristes en cuanto a la historia que he visto este año. La protagonista, una médico especialista en tratar con esta rara enfermedad, vivió un episodio traumático en su infancia, cuando sus propios padres se convirtieron en zombies. Así empieza la película y parece que estaremos ante una cinta de horror, pero en realidad es un drama que nos invita a pensar en la naturaleza humana, en el dolor, la enfermedad, la pérdida, la muerte... Y hasta la venganza.

En muchas ocasiones hay el deseo de zarandear a alguno de los personajes, de ayudarles, de gritarles que reaccionen. Por desgracia el final de la cinta, impredecible y brutal, llega de manera inexorable.

Quienes busquen una típica película de Zombies se sentirán defraudados, pero quienes deseen ver un drama, es su cinta. Sigo sin superar el final.

Le doy tres estrellitas.

D.

1 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Definitivamente la buscaré.