Mi caprichito

31 julio, 2007
Hoy en la mañana fui a casa de Jeanine, quien tiene en su escritorio de la computadora una carpeta dedicada a la Sonora Santanera...



Buscando entre las multiples rolas que contiene esa carpeta, encontré esa canción y me quedé pensando en los caprichos femeninos que dominan nuestras vidas.



A veces las mujeres confundimos la magnesia con la gimnasia y donde no viene al caso nos encaprichamos en el intento de obtener algo.



No creo que esté mal esforzarnos por lo que deseamos... pero en algunas ocasiones es necesario admitir que nuestros deseos superan las posibilidades reales.



Eso sucede mucho con lo que esperamos de las personas: crearse falsas expectativas, esperar demasiado, pedir cosas que no existen en la realidad o verle caracteristicas a las personas que nunca tendrán conduce irremediablemente a la frustración.



Dentro de las posibilidades de la personalidad de la gente no está el cambio de tarjeta de memoria, ni la expansión, ni la actualización. Simplemente somos como somos... y aprendemos nuevas cosas sin dejar de ser lo que eramos.



Yo ahora soy la misma, sólo que tengo nuevo orden de prioridades...

He decidido que ahora quiero casarme, tener dos hijos, un perro faldero y un pez azul.

Y lo demás ya veremos.

D.

2 comentarios:

Indigente Iletrado dijo...

(8) tu caprichito es que alguien se case contigo, contigo nomás contigo...

Darina Silverstone dijo...

Efectivamente, indigente.

D.