Darina con alas

El misterio de la estrella o confesándole mi amor a los ratones

23 septiembre, 2007
Escondida por los rincones...
temerosa que alguien la vea...
platicaba con los ratones...
la pobre muñeca fea.
Un bracito ya se le rompió...
su carita está llena de hollín...
Y al sentirse olvidada lloró...
lágrimitas de aserrín...
Hoy fui a ver "Stardust: el misterio de la estrella" y cuando salí me fui caminando a casa de mis abuelos, que no queda muy cerca del cine...
Para llegar a casa de mi abuela hay que atravesar una colonia llena de parques y camellones. No sé por qué, en la vuelta número tres vi una banca que me provocó unas infinitas ganas de llorar.
Creo que siempre termino confesándole mi amor a los ratones, mientras pienso que ellos no me escuchan...
Y luego termino sonriendole a una almohada vacía, hasta que noto que ya no hay nadie allí.
¿Alguien cree todavía en cuentos de hadas?
D.

11 comentarios:

Mar dijo...

Na. Cuentos de hadas.
No, ya no.

Aunque a veces también me dan ganas de llorar cuando veo bancas vacías en parques públicos...

John Bauer dijo...

me recuerda al ultimo corto d ela cinta Je t'aime Paris, vela, te gustará, pero buneo mejor consúltame cuáles cortos saltarte, jeje

Irais dijo...

Puedo pecar de ingenua, pero yo sí creo en los cuentos de hadas...y aún así las bancas vacías en los paqques me hacen llorar, al fin y al cabo, no tengo razón para creer.

John Bauer dijo...

huh??? que tienen de conmovedoras las bancas vacías que todas chillan???

Jinekoloko dijo...

claro que los ratones pueden transformarse en un carruaje para tu templo del morbo

.
.
y qué opinas
DE ESTO ???
...

El David dijo...

Claro que todavia creo, pero, solo cuando me dejo.

Soy muy pesimista, que hasta le caigo mal a mis amigos.

Darina Silverstone dijo...

Mar: Si, luego te cuento por que me hacen llorar.

Juan: ¿Cuales cortos me salto?

Irais: A mi me gustan, pero ya no creo en ellas.

Juan: No tienen nada, en si mismas. Ese es el chiste... Ja.

Jinekoloko: Esa es una forma muy positiva de enfocar el problema... seguro con tu perspectiva se justifica tu profundo entendimiento del alma femenina...

David: Yo habría jurado que eras un romántico empedernido...

Indigente Iletrado dijo...

Yo sí.

Yo sí creo en las hadas.

(además, acuérdate que si dices lo contrario matas una que va volando por ahí)

John Bauer dijo...

hoy ví una banca vacía en el parque y.... no sentí ni madres, jaja

PD: ¿quien es juan? yo soy john bauer

Darina Silverstone dijo...

Indigente: Cierto. ¿Y reviven?

Jhon Bahuer:

Perdona. De ahora en adelante pondré tu nombre correctamente, espero recordarlo siempre.

Y sobre las bancas... Pues a mi me recuerdan que una vez estuve en una banca con alguien a quien quería mucho y ahora quien sabe con quien se andará pasiando... ay, dolor...

D.

Pequeña Saltamontes dijo...

Los cuentos de hadas nos llenan la cabeza a las mujeres de ideas tontas.

Los prícipes azules no existen ni los sapos se transforman con un beso.

Eso no pasa.

Tal vez sueno amargada, pero esa ha sido mi experiencia.